jueves, 31 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/31/15

VII día de la octava de Navidad
31 de Diciembre de 2015



Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad. Juan 1,1-18

Oración: Señor, creo que para uno la historia de la Encarnación es tan familiar...te hiciste hombre y fuiste concebido por una Virgen...que estoy acostumbrado ya a oirla. Pero contemplar este hecho, me hace ser consciente del Milagro que ocurrió, o milagros! Tu, Hijo de Dios, te hiciste un bebé para salvarme. Salvarnos!! Ya no muero eternamente, sino que tengo la oportunidad de la Vida Eterna! Además está el sí de María. Me pregunto: qué tal que ella hubiese dicho que no? Así que hoy, al final de este año, te doy gracias! Gracias por todo lo que has hecho por mí y la humanidad! Estas gracias no solo debo expresártelas así, sino viviendo una vida de agradecimiento. Ayúdame por favor.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/30/15

VI día de la octava de Navidad 
30 de Diciembre de 2015

Si alguno ama al mundo, no está en él el amor del Padre. Porque lo que hay en el mundo -las pasiones de la carne, y la codicia de los ojos, y la arrogancia del dinero-, eso no procede del Padre, sino que procede del mundo. Y el mundo pasa, con sus pasiones. Pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. I Juan 2,12-17

Oración: Señor, esto aquí es temporal, hoy lo tengo y mañana quizás no. Los apegos son terribles porque esclavizan. Algunas personas se apegan a comprar, comprar y comprar. Llenan los closets y vacían sus almas. Otras se apegan a ser el centro de atención. Estos se llenan de orgullo y arrogancia y se les olvida que existes Tu, porque para ellos dios, son ellos mismos. En fin, hay tantas cosas de este mundo que lo esclavizan a uno sin darme cuenta. No quiero amar al mundo sino amarte a Tí, solo a Tí.

martes, 29 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/29/15

V día de la octava de Navidad
29 de Diciembre de 2015

Quien dice que está en la luz y aborrece a su hermano está aún en las tinieblas. Quien ama a su hermano permanece en la luz y no tropieza. I Juan 2,3-11

Oración: Padre Santo, que terrible es vivir con odio y resentimiento, pero qué común es. A menudo uno dice: "cómo me cae de mal esta persona o no me soporto a esta otra." Es difícil querer a alguien que actúa con maldad, es antipático o mezquino. Es difícil amar a alguien que actúa con egoismo. Enséñame a amar a aquellos que no me gustan porque honestamente lo único que anhelo es tener paz en mi corazón para poder tenerte a Tí dentro de mí.

lunes, 28 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/28/15

Santos Inocentes
28 de Diciembre de 2015


Queridos hermanos: Dios es luz sin tiniebla alguna. Si decimos que estamos unidos a él, mientras vivimos en las tinieblas, mentimos con palabras y obras. Pero, si vivimos en la luz, lo mismo que él está en la luz, entonces estamos unidos unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesús nos limpia los pecados. Si decimos que no hemos pecado, nos engañamos y no somos sinceros. Pero, si confesamos nuestros pecados, él, que es fiel y justo, nos perdonará los pecados y nos limpiará de toda injusticia.  I Juan 1,5-2,2

Oración: Señor, soy un pecador. Trato de no serlo y lo sabes, pero a menudo caigo en los mismos pecados. Me han llamado puritano por estar cerca de Tí, pero no me importa. Lo que no quiero es dar la impresión de que soy un hipócrita.Tu sabes que trato de hacer las cosas bien, como Tu quieres. Hoy te quiero pedir que me ayudes a ver que pecados tengo escondidos, qué pecados no quiero ver, pues ellos me mantienen lejos de Tí. Sáname Señor, y ábreme los ojos!

domingo, 27 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/27/15

Sagrada Familia
27 de Diciembre de 2015


Sobrellevaos mutuamente y perdonaos cuando alguno tenga quejas contra otro. El Señor os ha perdonado: haced vosotros lo mismo.  Colosenses 3,12-21

Oración: Señor, qué difícil es perdonar!!! Quizás más difícil aun que pedir perdón. Ayúdame a hacerlo porque sin Tu gracia lo veo imposible pero sé que solo así tendré un corazón limpio y abierto a Tu amor.

sábado, 26 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/26/15

San Esteban protomártir
26 de Diciembre de 2015

Los hermanos entregarán a sus hermanos para que los maten, los padres a los hijos; se rebelarán los hijos contra sus padres, y los matarán. Todos os odiarán por mi nombre; el que persevere hasta el final se salvará. Mateo 10,17-22


Señor, apenas acaba de ser Tu Nacimiento. Todavía hay comida de la celebración de Nochebuena. Sigo con luces en mi arbólito y ya me estás dejando saber que la vida es difícil y que debería luchar por mi fe. Tu fuiste un hombre para liberarme y así reconocer que somos hijos Tuyos. Abreme mis ojos y mis oidos, Jesús, para poder escuchar y VER lo que haces por mí y todas las bendiciones que me das cada día. Quiero estar lleno de fe para dar siempre testimonio de Tí!

viernes, 25 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/25/15

Natividad Del Señor
25 de Diciembre de 2015



El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto.Mateo 1, 1-25

Oración: Padre Santo, gracias por Tu Hijo. Nunca podré entender este amor que Tu tienes por mí, pues no lo merezco! Pero te lo agradezco y te agradezco que me hayas dado fe. Qué difícil sería la vida sin fe. Hoy recuerdo también tantas cosas por las que te debo dar gracias!!!!

jueves, 24 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/24/15

Semana IV del Tiempo de Adviento
24 de Diciembre de 2015

 Para concedernos que, libres de temor, arrancados de la mano de los enemigos, le sirvamos con santidad y justicia, en su presencia, todos nuestros días.Lucas 1,67-79

Oración: Señor, me has invitado a servirte desde el día en que te conocí de veras.Me pides que no tenga miedo y que te sirva con justicia y santidad. Hoy me pregunto que tal estoy haciendo este trabajo? Cómo vivo mi vida cristiana? Los días que me quedan no sé cuantos serán, creo que me debo poner manos a la obra pues he cometido muchos errores ya.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/23/15

Semana IV del Tiempo de Adviento
23 de Diciembre de 2015


Y todos los que lo oían reflexionaban diciendo: "¿Qué va a ser este niño?" Porque la mano del Señor estaba con él.Lucas 1,57-66



Oración: Señor, tener un hijo es un regalo Tuyo, un verdadero milagro! Cada niño tiene una misión en este mundo y a algunos no les permitimos ni nacer! Hoy te pido por todos los bebés abortados, desde los que son abortados por las pastillas anticonceptivas hasta aquellos que sufren la terrible muerte del aborto por nacimiento parcial. Son víctimas de personas ignorantes que permitieron su destino final. Te pido por esas personas para que cambien sus corazones. Abreles los ojos para que vean el gran mal que hacen!!! Te pido para que algún día acabe este genocidio que es el aborto.

martes, 22 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/22/14


Feria privilegiada de Navidad
22 de Diciembre de 2014

María dijo: "Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava.Lucas 1,46-56

Oración: María, no me puedo imaginar todos los sentimientos que tuviste cuando supiste que estabas embarazada sin haber conocido hombre y del HIJO DE DIOS! Gracias por tener la confianza y la fe que tuviste en ese momento. Te pido me enseñes a mí a confiar en Tu Hijo y así rendirme a Su Voluntad, sin miedo, sin prevenciones sino dejándolo todo en Sus Manos!

lunes, 21 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/21/15

Semana IV del Tiempo de Adviento
21 de Diciembre de 2015

En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito: "¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! 
 Lucas 1,39-45


Oración: Padre Santo, te pido que el Espíritu Santo le hable a aquellos que conoces y están alejados de Tí. Te pido les envíes un Espíritu de Sabiduría, Verdad, Revelación y Discernimiento. Quiero pedirte por los que siempre están en mi corazón. Quiero que nazca Tu Hijo dentro de sus corazones, aunque parezcan estar cerrados a El. Yo se que Tu todo lo puedes y puedes abrir con La Virgen Santísima esos corazones de piedra para convertirlos en corazones que te amen, que no tengan miedo ni pena de hacerlo!

domingo, 20 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/20/15

Cuarto Domingo del Tiempo de Adviento 2015
20 de Diciembre de 2015

 María se  encaminó presurosa a un pueblo  de las montañas de Judea, y  entrando en la casa de Zacarías,  saludó a Isabel. En cuanto  ésta oyó el saludo de Maríala creatura saltó en su seno. Lucas (1, 39-45)

Oración: María, en estos días en que se acerca la Navidad quiero preparar mi corazón para la llegada de Tu Hijo a mi hogar. Quiero que mi corazón y mi voz salten de gozo!!! Quiero que todos los que me rodean gocen con la llegada de Jesús a sus corazones. Prepárame y enséñame que debo hacer para ayudarte a preparar a aquellos que estarán junto a mi en esta Navidad.

sábado, 19 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/19/15

Semana III del Tiempo de Adviento
19 de Diciembre de 2015

Zacarías replicó al ángel: "¿Cómo estaré seguro de eso? Porque yo soy viejo, y mi mujer es de edad avanzada." El ángel le contestó: "Yo soy Gabriel, que sirvo en presencia de Dios; he sido enviado a hablarte para darte esta buena noticia. Pero mira: te quedarás mudo, sin poder hablar, hasta el día en que esto suceda, porque no has dado fe a mis palabras, que se cumplirán en su momento."Lucas 1,5-25

Oración: Señor, en muchos momentos no he tenido confianza en Tí y he dudado inclusive al ver los milagros y gracias que he visto a mi alrededor. Me falta mucho para ser santo, pero hoy te doy gracias por esos momenticos en que logrado confiar en Tí y he dejado todo en Tus Manos! Me doy cuenta que a medida que más lo hago, más paz interior tengo a pesar de mis problemas. Gracias por esos empujoncitos que me das al hablarme al oído, en que siento Tu presencia y me muestras como me amas.


viernes, 18 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/18/15

Semana III del Tiempo de Adviento
18 de Diciembre de 2015


Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer. Mateo 1,18-24

Oración: Señor, por qué tengo que cuestionar lo que quieres de mí? Por qué me ha resultado difícil algunas veces obedecerte y poner mi confianza plena en Tí? Por qué he sido católico a medias? Ayúdame a vivir mi vida poniendo todo, absolutamente todo en Tus manos sin condiciones!!!

jueves, 17 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/17/15

Semana III del Tiempo de Adviento
17 de Diciembre de 2015
y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo. Mateo 1,1-17

Oración: Padre mío, si María no hubiese dicho sí, dónde estaríamos? Tomamos ese sí como algo hecho, dado. No parece que lo valoráramos ni darle a ella la importancia que se merece. Gracias Maria porque sin Tu sí, mi vida sería un no.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/16/15

Semana III del Tiempo de Adviento
16 de Diciembre de 2015

Después contestó a los enviados: "Id a anunciar a Juan lo que habéis visto y oído: los ciegos ven, los inválidos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan y a los pobres se les anuncia el Evangelio. Lucas 7,19-23

Oración: Padre Santo, cuándo será que dejemos de ser ciegos, sordos y libres de pecado? Cuándo será que este mundo cambie para que de una vez por todas crean todos en Tí? Cuándo cesarán las guerras entre hermanos, paises y religiones? Solo cuando haya verdadero amor, pasará esto. Mientras reine el egocentrismo, el orgullo y la soberbia, seguiremos viendo lo que vemos hoy...

martes, 15 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/15/15

Semana III del Tiempo de Adviento
15 de Diciembre de 2015


Dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: "¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: "Hijo, ve hoy a trabajar en la viña." Él le contestó: "No quiero." Pero después recapacitó y fue. Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. Él le contestó: "Voy, señor." Pero no fue.  Mateo 21,28-32

Oración: Jesús, se supone que soy cristiano y "vivo mi vida de acuerdo a mi fe.Soy sincero en esto? Soy cristiano de verdad o solo parezco serlo? Soy de los que hablo de Tí y no ayudo, chismoseo, critico, juzgo, o abuso de mi autoridad? Vivir cristianamente implica tratar bien a los demás pero he permitido que quienes me rodean te vean a Tí a través de mí? Qué cambios debo tener para ser más como Tu?

lunes, 14 de diciembre de 2015

INDULGENCIAS

Las Indulgencias

Todos hemos oído que puede uno ganar INDULGENCIAS, pero la verdad es que, ni entendemos bien qué es eso de las indulgencias, ni menos sabemos qué es lo que hay que hacer para ganarlas. En este folleto te explicaremos con detalle todo esto. ¡Verás que gran regalo nos ofrece Dios a través de la Iglesia con las indulgencias!

SIGNOS DEL AÑO SANTO
. La Iglesia siempre ha querido poner símbolos visibles, por ejemplo el agua en el bautismo, el aceite en la confirmación, los anillos en el matrimonio, etc. 
- En los años santos, la Iglesia ha querido también establecer unos signos que hagan enten
der a las personas lo que está sucediendo en su interior.
- Los signos utilizados en los años santos son 3:

1. LA PUERTA SANTA.
2. LAS PEREGRINACIONES.
3. LAS INDULGENCIAS.

1.LA PUERTA SANTA

- En cada ciudad el Obispo de la diócesis dirá cuáles son las Iglesias que serán consideradas como lugares santos durante ese año.

- La puerta de estos lugares, no es que sea mágica y que al pasar por ella se te perdonen automáticamente los pecados. 

- Pasar por la puerta santa significa confesar públicamente que reconoces a Cristo como Salvador; que estás dispuesto a dejar atrás el pecado y entrar a una nueva vida de gracia (sin pecado).
2.LA PEREGRINACIÓN

- La peregrinación es un signo de conversión (cambio) , es moverte ¨ del estilo de vida que llevas, a otro diferente, más cerca de Dios.

- La peregrinación puede ser :

a) A Roma, visitando alguna de las 4 basílicas patriarcales .
b) A Tierra Santa, visitando alguna de las Basílicas.
c) A la Iglesia Catedral de cada ciudad o a las iglesias locales que designe el Obispo de cada diócesis. 
- En un año santo, puedes organizar una peregrinación con tus familiares, tus amigos, tus compañeros de trabajo, a visitar la Catedral de México o de la ciudad en la que vives y cruzar la puerta santa.
3. LA INDULGENCIA

- La palabra ¨indulgencia¨ viene del término INDULTO, que significa PERDÓN DE UNA DEUDA O DE UNA CULPA MERECIDA.

- Cuando tú pecas gravemente de manera libre y consciente, además de hacer daño a los otros, te separas de Dios y quedan cerradas las puertas del cielo para ti.

- Con el sacramento de la CONFESIÓN , recibes el perdón de Dios y recuperas la unión con El. Este perdón Dios te lo da gratis y supone que tendrás un cambio real en tu vida. Al confesarte se supone también que estás dispuesto a ¨reparar¨ o componer aquello que has descomapuesto con tu pecado. Como esto muchas veces no es posible, pues es difícil reparar el daño cometido, entonces el pecado aunque ya esté perdonado en la confesión, te deja como una mancha, que tendrás que limpiar en esta vida con obras buenas o en el Purgatorio, para poder entrar totalmente limpio al cielo.
- Para entender esto mejor, podemos usar un ejemplo muy sencillo: el pecado es como un clavo que penetra en la madera. La confesión saca el clavo, pero deja un agujerito en la madera. La indulgencia es como el resanador que tapa el agujero y deja la madera como nueva. 

- Esto significa que si recibes la INDULGENCIA PLENARIA (de todas tus culpas) estarás como recién bautizado, con el alma totalmente limpia de culpa. Si mueres acabando de recibir la indulgencia plenaria, te irás al cielo directo sin hacer escala en el Purgatorio. 
A partir de la indulgencia todas las manchas que tenía tu alma desaparecerán. ¡Borrón y cuenta nueva! Es muy importante reflexionar: esto solo es posible porque la MISERICORDIA de Dios es infinita y porque su AMOR hacia ti también es infinito y no porque tu te lo ganes por tus méritos.
¿ CÓMO GANAR UNA INDULGENCIA PLENARIA ?

Para ganar una indulgencia plenaria, en año normal o en año santo, debes siempre cumplir 
los TRES REQUISITOS siguientes

1. La Confesión.

Hacer una confesión profunda. 
La confesión puede hacerse el mismo día que se quiere ganar la indulgencia o haberla 
hecho recientemente. 

2. La Comunión.

Esta debe llevarse a cabo el mismo día en que quiera ganarse la indulgencia. 

3. La oración por las intenciones del Papa.

Debes rezar un Padre Nuestro, una Ave María y un Gloria, y ofrecerlas por las intenciones del Papa.

Además de lo anterior, en un año NORMAL , debes cumplir con una, de las siguientes acciones:

1. La visita de adoración al Santísimo de media hora por lo menos.

2. La visita a los cementerios con la oración, por los difuntos y aplicada solamente a las almas 
del purgatorio, del día 1 al 8 de noviembre.

3. La adoración de la cruz, el Viernes Santo durante la solemne acción litúrgica.

4. En las primeras comuniones, a los que la reciben y a los que asisten devotamente.

5. A los participantes a ejercicios espirituales de tres días de duración por lo menos.

6. A los que recitan el rosario en una iglesia, oratorio público, en familia, o en asociación piadosa.

7. A los que leen la Sagrada Escritura por lo menos durante media hora.

8. El rezo del Vía Crucis, delante de las estaciones, legítimamente erigidas.

Además de los 3 requisitos, en un AÑO SANTO, debes cumplir con cualquiera de las siguientes 4 obras :

1. Ir en peregrinación a un lugar santo.

En el caso de México deberá ser a la Iglesia Catedral de cada ciudad, o a las iglesias locales
que señale el Obispo de cada diócesis. 
Una vez en la Iglesia, debes participar en la Santa Misa, o en un ejercicio piadoso como el vía crucis o el rosario.

2. Cruzar la Puerta Santa.

Debes cruzar la puerta de las Iglesias designadas y permanecer ahí un cierto tiempo en meditación espiritual.

3. Hacer una obra de misericordia.

Visitando un tiempo largo a algún hermano necesitado o con dificultades, como por ejem plo : enfermos, encarcelados, personas con discapacidad, ancianos solos, niños abandonados, juventud en dificultades, etc. , pues Cristo está presente en ellos.

4. Hacer una obra de penitencia.

Haciendo un sacrificio, por ejemplo:

a) Practicando el ayuno.

b) Absteniéndote al menos durante un día de cosas superfluas como el tabaco, las bebidas alcohólicas, los dulces, la televisión, la música...

c) Dando una limosna (que de verdad te cueste) a la Iglesia , a obras religiosas o sociales, o a 
los pobres.

d) Dando de tu tiempo a algún apostolado o actividades en beneficio de tu comunidad.

e) Otras formas de sacrificio personal.

Importante:

- Se puede ganar una indulgencia plenaria cada día, pero no más de una al día.

- La indulgencia se puede ganar para uno mismo o para las almas de los difuntos que están en el purgatorio. No se pueden ganar para per sonas que aún estén vivas.

- No es necesario repetir la confesión cada vez.
Se recomienda hacerla con frecuencia.

PROPÓSITO DEL MES:
Trataré de ganar una indulgencia para mi; trataré también de ganar las más indulgencias posibles por las personas que amé y que han muerto, y por otras almas que estén en el Purgatorio y no tengan quien rece por ellas.

Versiculo del Dia 12/14/15

Semana III del Tiempo de Adviento
14 de Diciembre de 2015


Jesús llegó al templo y, mientras enseñaba, se le acercaron los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo para preguntarle: "¿Con qué autoridad haces esto? ¿Quién te ha dado semejante autoridad?" Mateo 21,23-27

Oración: Señor, estoy viviendo la vida cristiana como debo o la he acomodado a mis deseos? O será que me he acomodado a las "modas" de la sociedad? Ya veo como algo normal un hombre que se cambia de sexo y no como algo pervertido? O el matrimonio entre dos personas del mismo sexo? Debo aceptar esto porque a todo el mundo le parece "cute" o "trendy"? Mientras caminamos juntos este Adviento, enséñame a defender mi fe a como de lugar, cuésteme lo que me cueste. No quiero rechazar a nadie por su estilo de vida pero lo que sí puedo hacer es rechazar esos actos que van en contra de la moral y los principios cristianos. No quiero ser un católico más de cafetería que acomoda la fe a los vaivenes de esta sociedad mundana.

domingo, 13 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/13/15

Tercer Domingo del Tiempo de Adviento 2015
13 de Diciembre de 2015

 Hermanos míos: El Señor está cerca. No se inquieten por nada; más  bien presenten en toda ocasión  sus peticiones a Dios en la  oración y la súplica, llenos de  gratitud. Y que la paz de Dios,  que sobrepasa toda inteligencia, custodie sus corazones y sus  pensamientos en Cristo Jesús. Filipenses (4, 4-7)



Oración: Señor, con toda esta violencia sin sentido que está ocurriendo en este mundo, a veces me pregunto: donde estás Tu? Y me doy cuenta que no es que Tu no estés, sino que el mundo te está rechazando, ignorando y viviendo una vida sin Dios, sin principios ni valores, pero peor aun, sin amor. Pero hay muchos que te amamos, te necesitamos y Te tenemos en el centro de nuestras vidas!! Protégenos y protege a los nuestros de esta secularización y locura. Hoy me pregunto que estoy haciendo yo que me mantiene alejado de Tí?

sábado, 12 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/12/15

Semana II del Tiempo de Adviento
12 de Diciembre de 2015


Unos días después, María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Lucas 1,39-45

Oración: Señor, Tu nos has dado a María como madre y ejemplo para seguir. Te agradezco este gran regalo. Qué alegría me da contar con ella y cada día que pasa veo más como ella me sigue guiando a Tí. Gracias María, llena de gracia! Gracias por tu fidelidad incondicional a Dios y a nosotros.

viernes, 11 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/11/15

Semana II del Tiempo de Adviento
11 de Diciembre de 2015

Vino Juan, que ni comía ni bebía, y dicen: "Tiene un demonio." Vino el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: "Ahí tenéis a un comilón y borracho, amigo de publicanos y pecadores." Pero los hechos dan razón a la sabiduría de Dios."  Mateo 11,16-19

Oración: Señor, es fácil criticar y juzgar, aun cuando sabemos el pasado de las personas y nos damos cuenta de el porqué actúan de una manera u otra. Igual frustra ver ciertos comportamientos, especialmente cuando estos lo afectan a uno. Frustra verlos estancados en ese pasado echándole culpas a otros y no tomando responsabilidad de sus propias acciones. De igual manera, yo también tengo un pasado y a menudo mis actuaciones son resultado de el. Será que yo también hago excusas para vivir estancado en mi vida espiritual culpando a otros y a mi pasado? Me he logrado sacudir de esto? Si no lo he hecho, ayúdame a darme cuenta de donde estoy estancado y cuáles son las causas de mi falta de crecimiento espiritual.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/10/15

Semana II del Tiempo de Adviento
10 de Diciembre de 2015

El que tenga oídos que escuche." 
Mateo 11,11-15


Oración: Padre, creo que es difícil que hoy en día la gente te escuche porque están embebidos en el materialismo y lo mundano de este mundo. Me pregunto si será muy tarde cuando tornen sus oidos a Tí y al fín, abran sus corazones? Y que hay de mí? Me pregunto: no soy un poco sordo también yo cuando escucho lo que me conviene y pongo en práctica solo lo que me gusta? 

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Versiculo del Dia 12/9/15

Semana II del Tiempo de Adviento
9 de Diciembre de 2015



Jesús dijo: "Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré." Mateo 11,28-30

Oración: Señor, estoy cansado, cansado de tanta locura que hay en este mundo y que no comprendo. Estoy cansado de tanta correndilla que no me da sino ansiedad y preocupación. Solo encuentro fortaleza  y descanso en Tí. Gracias Jesús por ayudarme a llevar mi carga y a ir entendiendo que solo haciendo una pausa, escuchando, aprendiendo poco a poco puedo vivir con más sentido.

martes, 8 de diciembre de 2015

María... ¿Fue siempre virgen?

Autor: P. Paulo Dierckx y P. Miguel Jordá
María... ¿Fue siempre virgen?
¿Podemos decir que María fue siempre virgen? María... ¿Quiso esta virginidad? ¿María había pensado en consagrar a Dios su virginidad antes que viniera el ángel? ¿Qué sentido tiene la virginidad?...
María... ¿Fue siempre virgen?
María... ¿Fue siempre virgen?

¿Podemos decir que María siempre fue virgen?

Todos los cristianos aceptan a María como Madre de Jesús; pero mientras los católicos hablamos de ella como «la Virgen María», las otras religiones cristianas y muchas sectas no quieren decir ni reconocer que María es siempre virgen. Muchos dicen, simplemente, que María tuvo más hijos y por eso no pudo ser «virgen».

En una carta anterior ya les hablé de los «hermanos de Jesús» y les aclaré que no hay ningún fundamento bíblico para decir que María tenía más hijos. En esta carta les quiero hablar, a partir de la Biblia, acerca de María siempre virgen.

La concepción virginal de María.

El hecho de la virginidad de María en el nacimiento de su hijo Jesús se afirma claramente en la Biblia:

Mt. 1,18: «El nacimiento de Jesús fue así: Estando desposada María, su madre, con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo.»

Lc. 1, 30-35: «El ángel Gabriel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios... y ahora concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo... María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. Respondiendo el ángel le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti... y el Ser Santo que nacerá de ti será llamado Hijo de Dios.»

Juan 1, 13: «El que nació no de la sangre, ni del deseo de carne, ni del deseo de hombre, sino que nació de Dios.»

Estos tres textos bíblicos son testimonios sólidos para afirmar el hecho de la virginidad de María en la concepción de Jesús.


¿María quiso esta virginidad?

El Evangelio dice que «María era una virgen desposada con un hombre llamado José» (Lc. 1, 27). Este matrimonio de María con José nos mueve, a primera vista, a decir que María no quiso esta virginidad.

Sin embargo, el evangelista Lucas nos ofrece otros datos acerca de este compromiso matrimonial. Leamos atentamente en el Evangelio de Lucas 1, 26-38; en este relato bíblico vemos cómo Dios respeta a los hombres. El no nos salva sin que nosotros mismos queramos. Jesús el Salvador ha sido deseado y acogido por una madre, una jovencita que, libre y conscientemente, acepta ser la servidora del Señor y llega a ser Madre de Dios.

Vers. 26: «Al sexto mes el ángel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón que se llamaba José. José era de la casa de David y el nombre de la virgen era María.»

San Lucas usa dos veces la palabra «virgen». ¿Por qué no dijo «una joven» o «una mujer»? Sencillamente porque el escritor sagrado se refería aquí a las palabras de los profetas del Antiguo Testamento, que afirmaban que Dios sería recibido por una «virgen de Israel.»Is. 7, 14: «El Señor, pues, les dará esta señal: la Virgen está embarazada y da a luz un varón a quien le pondrás el nombre de Emmanuel.»

Durante siglos, Dios había soportado que su pueblo de mil maneras le fuera infiel y había perdonado sus pecados. Pero el Dios Salvador, al llegar, debería ser recibido por un pueblo virgen que hubiera depuesto sus propias ambiciones para poner su porvenir en manos de su Dios. Dios debía ser acogido con un corazón virgen, o sea, nuevo y no desgastado por la experiencia de otros amores.
  • Incluso en tiempos de Jesús, muchos al leer la profecía de Is. 7, 14 sacaban la conclusión de que el Mesías nacería de una madre Virgen. Ahora bien, el Evangelio nos dice: "María es la virgen que da a luz al Mesías."
  • Versículos 34-35: María dijo al ángel: «¿Cómo será esto, pues no conozco varón?» Contestó el ángel: «El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra, por lo cual el Santo que de ti nacerá será llamado Hijo de Dios.» 
    Aunque María es la esposa legítima de José, la pregunta de ella al ángel indica el propósito de permanecer virgen.

    El ángel precisa que el niño nacerá de María sin intervención de José. El que va a nacer de María en el tiempo es el mismo que ya existe en Dios, nacido de Dios, Hijo del Padre (Jn. 1, 1). Y la concepción de Jesús en el seno de María no es otra cosa que la venida de Dios a nuestro mundo.


    ¿Qué significa «la sombra» o «la nube» en este texto bíblico?

    Los libros sagrados del Antiguo Testamento hablan muchas veces de «la sombra» o «la nube» que llenaba el Templo (1 Reyes 8, 10), signo de la presencia divina que cubría y amparaba a la ciudad Santa (Sir. 24, 4).

    Al usar esta figura, el Evangelio quiere decir que María pasa a ser la morada de Dios desde la cual El obra sus misterios. El Espíritu Santo viene, no sobre su Hijo, sino que primeramente viene sobre María, para que conciba por obra del Espíritu Santo.


    ¿Había pensado María en consagrar a Dios su virginidad antes que viniera el ángel?

    El Evangelio no da precisiones al respecto, solamente encontramos la palabra de María: «No conozco varón» o«no tengo relación con ningún varón.» (Lc. 1, 34)

    Recordemos que María ya está comprometida con José (Lc. 1, 27) lo que según la ley judía, les da los mismos derechos del matrimonio, aunque no vivan todavía en la misma casa. (Mt. 1, 20)

    En estas condiciones, la pregunta de María: «¿Cómo podré tener un hijo, pues no conozco varón?» (Lc. 1, 34) no tendría ningún sentido, si María no estuviese decidida ya a mantenerse virgen para siempre. María es la esposa legítima de José. Si este matrimonio quiere tener relaciones conyugales normales, el anuncio del ángel referente a su maternidad no puede crearle ningún problema.

    Sin embargo, María manifiesta claramente su problema: «pues no conozco varón.» Además esa pregunta de María permite otra traducción válida en la mentalidad de los judíos: «¿Cómo será eso, pues no quiero conocer varón?». Sin duda esta pregunta de María indica en la Virgen un firme propósito de permanecer virgen.

    Algunos tendrán dificultades para aceptar esta decisión de María y dirán que tal decisión es sorprendente por parte de una joven judía; porque es sabido que Israel no daba gran valor religioso a la virginidad.

    No debemos olvidar que en la Palestina de entonces había grupos de personas que vivían en celibato (los esenios) y con su estilo de vida esperaban la pronta venida del Mesías. Por otra parte, el celibato o la virginidad de por vida no existía para mujeres que, según la costumbre judía, por orden de su padre tenían que aceptar un matrimonio impuesto.

    Por eso la joven María que quería guardar virginidad, difícilmente podía rechazar este compromiso matrimonial impuesto. Y por eso ella había aceptado este compromiso con José, pero con la decisión de permanecer virgen.

    Como conclusión podemos decir que este texto bíblico es favorable a la voluntad de virginidad de María.

    Además está claro en la Biblia que María tenía como hijo único a Jesús y que no tuvo más hijos.


    ¿Qué sentido tiene la virginidad?

    María no expresa sus motivos, pero todo lo que Lucas deja entrever del alma de María supone que ella tenía motivos elevados. Por medio del ángel, Dios la trata de «muy amada»«llena de gracia»«el Señor está con ella.» Y María quiere ser su «sierva», con la nobleza que da a esta palabra la lengua bíblica: «Yo soy la servidora del Señor, hágase en mí lo que has dicho.» (Lc. 1, 38) Su virginidad parece así una consagración, un don de amor exclusivo al Señor.

    Mucha gente moderna se extraña ante tal decisión de María: ¿Cómo pensaría María en mantenerse virgen en el matrimonio, especialmente en el pueblo judío, que no valoraba la virginidad?

    Incluso en las iglesias no-católicas muchas personas al leer en el Evangelio la expresión «hermanos de Jesús»concluyen sin más que María tuvo otros hijos después de Jesús. (En otra carta les he hablado claramente de este asunto y está muy claro en la Biblia que Jesús no tenía hermanos en el sentido estricto de esta palabra.)

    Pero lo grave es que muchas sectas están deseosas de negar sin más la virginidad de María. ¿A qué se debe esto?

    Sin duda, a vanos prejuicios y a falta de conocimientos bíblicos. ¿O será por el prurito de buscarle «peros» y dificultades a la religión católica?

    Virgen debía ser aquella que, desde el comienzo, fue elegida por Dios para recibir a su propio Hijo en un acto de fe perfecta. Ella, que daría a Jesús su sangre, sus rasgos hereditarios, su carácter y su educación primera, debía haber crecido a la sombra del templo de Jerusalén, como dice una antigua tradición, y el Todopoderoso, cual flor secreta que nadie hiciera suya, la guardó para sus divinos designios.

    Es por eso que María renunció a todo menos al Dios vivo. Y así en adelante ella será el modelo de muchos que, renunciando a muchas cosas, entrarán al Reino y obtendrán la única recompensa que es Dios.

    Decimos que María no tuvo más hijos porque fue siempre virgen. La Escritura nos testimonia de una sola concepción virginal, el de Jesús. Por tanto, no habiendo más concepciones milagrosas, y no habiendo dejado de ser virgen, no tuvo más hijos.

    La virginidad de Nuestra Señora está íntimamente relacionada con su sublime prerrogativa de Madre de Dios.

    Decía San Bernardo que la maternidad de María es tan maravillosamente singular e incomparable precisamente porque es virginal.

    Lejos de ser una prerrogativa pasajera, la virginidad de María es permanente.

    Abarca todas las etapas de su vida, y en particular los momentos sagrados en que fue hecha Madre de Dios.

    El dogma de la virginidad perpetua de María significa:

    1º que concibió al Hijo de Dios, segunda persona de la Santísima Trinidad, virginalmente;

    2º le dio a luz virginalmente;

    3º permaneció virgen a lo largo de toda su vida terrena, y por consiguiente, ahora reina gloriosa como Virgen de las vírgenes.

    La Iglesia expresa esto con una fórmula muy hermosa según la cual dice que María fue virgen ante partum, in partu et post partum.

    Esta afirmación no es simplemente un cumplimiento piadoso; expresa la creencia universal y unánime de la Iglesia de Cristo; es una verdad revelada; está solemnemente definida como dogma.

    El tercer concilio de Letrán, celebrado bajo el papa San Martín I, en el año 649, definió: “Si alguno no reconoce, siguiendo a los Santos Padres, que la Santa Madre de Dios y siempre virgen e inmaculada María, en la plenitud del tiempo y sin cooperación viril, concibió del Espíritu Santo al Verbo de Dios, que antes de todos los tiempos fue engendrado por Dios Padre, y que, sin pérdida de su integridad, le dio a luz, conservando indisoluble su virginidad después del parto, sea anatema”.

    El testimonio de esta verdad lo encontramos en la misma Escritura.

    Concretamente en el testimonio de San Mateo y San Lucas.

    1) San Mateo (1,18-25): La generación de Jesucristo fue de esta manera: Su madre, María, estaba desposada con José y, antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo... El Angel del Señor se apareció [a José] en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.» Todo esto sucedió para que se cumpliese el oráculo del Señor por medio del profeta: Ved que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que traducido significa: «Dios con nosotros.» Despertado José del sueño, hizo como el Angel del Señor le había mandado, y tomó consigo a su mujer. Y no la conocía hasta que ella dio a luz un hijo, y le puso por nombre Jesús.

    San Mateo se presenta: 1) como testigo de la virginidad de María antes del nacimiento de Cristo; 2) su cita de Is 7,14, implica, por lo menos, el parto virginal; 3) si bien no dice nada sobre la virginidad de María posterior al parto, tampoco dice nada que lo niegue o lo ponga en duda.

    2) San Lucas (1,26-38): Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.» Ella se conturbó por estas palabras, y discurría qué significaría aquel saludo. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin.» María respondió al ángel: «¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?» El ángel le respondió: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios. Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios.» Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» Y el ángel dejándola se fue.

    San Lucas es testigo de:

    –la virginidad de María antes de la anunciación (a una virgen...);

    –la concepción virginal (la virtud del Altísimo te cubrirá);

    –la intención de virginidad futura de María: pues no conozco varón... La expresión no se refiere al pasado, pues hubiera usado el aoristo (no he conocido varón); usa el presente absoluto (no conozco; en el sentido de no tengo intención de conocer varón). Es una referencia implícita al voto de virginidad.

    Escribió Lebretón: “En este versículo la tradición católica ha reconocido el propósito firme de María de permanecer virgen, y esta interpretación es necesaria, porque, si hubiera tenido intención de consumar su matrimonio con José, no hubiera nunca hecho esta pregunta”.

    Dice también Lagrange: “María quiso decir que, siendo virgen, como el ángel ya sabía, deseaba ella permanecer siéndolo, o, como traducen los teólogos su pregunta, que ella había hecho un voto de virginidad y pensaba guardarlo”.

    San Ireneo defiende, por eso, el valor profético de Is 7,14 referido a la virginidad de María. Su argumento es el siguiente: Isaías señala claramente que ocurrirá “algo inesperado” con respecto a la generación de Cristo; está aludiendo claramente a una señal. Pero “¿dónde está lo inesperado o qué señal se os daría en el hecho de que una mujer joven concibiera un hijo por obra de un varón? Esto es lo que ocurre normalmente a todas las madres. Lo cierto es que, con el poder de Dios, se iba a empezar una salvación excepcional para los hombres y, por tanto, se consumó también de una manera excepcional un nacimiento de una virgen. La señal fue dada por Dios; el efecto no fue humano”.

    La creencia firme de Occidente en la virginidad corporal de María se resume en la expresión “Virgen María” y se recoge en esta forma ya en el siglo II, en la forma romana del credo, como vemos, por ejemplo, en Hipólito: “Creo en Dios Padre todopoderoso y en Jesucristo, Hijo de Dios, que nació de María virgen por obra del Espíritu Santo”.

    Ireneo tiene una frase hermosa para referirse al parto virginal: Purus pure puram aperiens vulvam: el Puro [Verbo Puro] con pureza abrió el seno puro [de su madre].

    Y él mismo compara el nacimiento de Cristo de María con la formación de Adán del suelo virgen y sin surcos.

    San León dice que es la limpieza de Cristo la que mantuvo intacta la integridad de María.

    Y San Zeón lo proclama: “¡Oh misterio maravilloso! María concibió siendo una virgen incorrupta; después de la concepción dio a luz como virgen, y así permaneció siempre después del parto”.

    San Jerónimo resume la fe de la Iglesia escribiendo contra Joviniano: “Cristo es virgen, y la madre del virgen es virgen también para siempre; es virgen y madre. Aunque las puertas estaban cerradas, Jesús entró en el interior; en el sepulcro que fue María, nuevo, tallado en la más dura roca, donde no se había depositado a nadie ni antes ni después... Ella es la puerta oriental de la que habla Ezequiel, siempre cerrada y llena de luz, que, cerrada, hace salir de sí al Santo de los santos; por la cual el Sol de justicia entra y sale. Que ellos me digan cómo entró Jesús (en el cenáculo) estando las puertas cerradas... y yo les diré cómo María es, al mismo tiempo, virgen y madre: virgen después del parto y madre antes del matrimonio”.

    Bajo su protección amorosa y eficaz pongamos, pues, nuestra castidad.


    Consideración final.

    Para un hombre o una mujer creyente, no es cosa excepcional renunciar definitivamente al sexo, es decir, a tener relaciones sexuales.

    Hay un sinnúmero de ejemplos de jóvenes que, desde muy temprano, han intuido que este camino evangélico es un camino más directo para acercarse mejor a Jesús: Sor Teresa de Los Andes, el Padre Hurtado y tantos otros.

    ¿Acaso María era menos inteligente que ellos o menos capaz de percibir las cosas de Dios? ¿No podía ella captar por sí misma lo que dirá Jesús respecto a la virginidad elegida por amor al Reino? (Mt. 19,12) Y después de ser visitada en forma única por el Espíritu Santo, que es el soplo del amor de Dios, ¿necesitaría María todavía las caricias amorosas de José?

    Si la historia de la Iglesia nos proporciona tantos ejemplos del amor celoso de Dios para quienes fueron sus amigos y sus santos... ¿Cómo iba a ser menos para aquella mujer, María, que fue «llena de gracia»?

    ¡Qué torpeza inconsciente son las sinrazones de aquellos que se olvidan de la Tradición de los Apóstoles, la cual proclama que María fue y permaneció siempre virgen!

    Rechazar la virginidad de María... ¡qué manera de rebajar las maravillas de Dios!

    María deseaba ser totalmente de Dios y con el «sí» de la Anunciación ella se consagró total y exclusivamente al plan de Dios: «He aquí la sierva del Señor, hágase en mí conforme a tu palabra.» (Lc. 1, 38)

    Realmente es incomprensible la fobia de algunos de nuestros hermanos evangélicos que tratan de denigrar y rebajar la dignidad de María. Nunca predican sobre ella, y en repetidos casos han destruido sus imágenes.

    Nosotros debemos tener bien fundamentado nuestro culto y veneración por María y tenemos que seguir proclamando sus alabanzas, tal como ella ya lo anticipó en el canto del Magnificat.

    Por otra parte, María aparece unida a Jesús en la encarnación, en el nacimiento, vida, pasión y muerte de su Hijo Jesús y también en la primitiva Iglesia. Ahora bien, el mismo Jesús dice: «Lo que Dios ha unido no lo separe el hombre.»

    Honremos pues a María y redoblemos nuestros esfuerzos por quererla, por nosotros y por quienes la desconocen.