viernes, 10 de diciembre de 2010

Versiculo del Dia

El Señor dijo: “Yo soy el Señor, tu Dios, el que te instruye en lo que es provechoso, el que te guía por el camino que debes seguir. ¡Ojalá hubieras obedecido mis mandatos! Sería tu paz como un río y tu justicia, como las olas del mar.Tu descendencia sería como la arena y como granos de arena, los frutos de tus entrañas. Nunca tu nombre hubiera sido borrado ni arrancado de mi presencia”. Isaías (48, 17-19)

Oración: Señor, he pasado obstáculos fuertes que pense que iban a ser insuperables, pero hoy me doy cuenta que soy quien soy por esos momentos duros. Me formaron y me hicieron crecer. He llegado a agradecerte que los permitieras. NO quiero pasar por ellos otra vez, pero hoy estoy aquí, contigo, gracias a ellos. Por eso te doy gracias y también por hacer que todos esos momentos fueran más llevaderos porque estuviste a mi lado.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Versiculo del Dia

El Señor dijo: Te tengo asido por la diestra y yo mismo soy el que te ayuda. No temas. Yo, el Señor, les daré una respuesta; yo, el Dios de Israel, no los abandonaré”.Isaías (41, 13-20)

Oración: Señor, a veces me cuestiono. No siento que estés junto a mí aunque se que lo estás. Sé que la fe no es cuestión de sentir. La fe es algo racional. Es un regalo que Tu me das y yo lo recibo con el compromiso de ser recíproco contigo. Aun así quiero tener certeza de que estás aquí conmigo, a mi lado. Quiero sentirte siempre en mi corazón y que este arda con tu amor. Por favor, dame esa gracia para este fin de año. 

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Versículo del Día

El ángel le dijo: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo. No temas."Lucas (1, 26-38)

Oración: Señor, yo sé que Tu también estás conmigo y no quieres que yo tenga miedo. A veces siento inseguridad, soledad y miedo pero cuando pienso en Tí, tomo conciencia de Tu cercanía. Tomo también conciencia de tu presencia en todo lo que vivo. Señor, así como se que estás presente en mi vida, enséñame a estar en presencia tuya siempre.

martes, 7 de diciembre de 2010

Versículo del Día

Jesús dijo: “El Padre celestial no quiere que se pierda uno solo de estos pequeños”. Mateo (18, 12-14)

Oración: Señor, da pesar ver como tanta gente anda perdida por el mundo sin saber para donde ir, como ovejas descarriadas. Me pregunto: No te conocen? Soy yo una de estas ovejas y no me doy cuenta? Todos somos pecadores y todos necesitamos de Tí, Nuestro Buen Pastor. Ayúdame Señor a no perderme y cuando me pierdo, búscame y llévame contigo en Tus hombros. Te necesito por siempre...Te necesitamos!!

lunes, 6 de diciembre de 2010

Diferencias principales entre la doctrina cristiana y la reencarnación

Diferencias principales entre la doctrina cristiana y la reencarnación Es alarmante que según algunas encuestas (AD 2004), el 34% de los católicos dicen creer en la reencarnación. Estos no se han enterado que hay diferencias fundamentales entre la revelación cristiana y la reencarnación.
  • La Resurrección. La fe cristiana se fundamenta en la resurrección de Jesucristo.  Nuestros cuerpos no serán ni reciclados ni aniquilados. El alma no pierde su identidad absorbiéndose en el cosmos. El destino final del hombre es la resurrección para el gozo de la vida con Dios para siempre en el cielo o la pena eterna de la separación de Dios en el infierno.
    La resurrección es muy superior a la reencarnación. Es cierto que algunas religiones narran sobre dioses que mueren y resucitan pero solo el cristianismo habla de un cuerpo gloriosamente resucitado y del poder para compartir esta nueva vida con otros. Los judíos no esperaban un Mesías que muriera y resucitara. Algunos tenían la esperanza de resucitar, pero no con cuerpos gloriosos sino en una resurrección análoga a la de Lázaro (Cf. Is. 26:19; Ez. 37:10; Dn 12:2).   
    Algunas filosofías y religiones han creído en la reencarnación o en la inmortalidad del alma apartada del cuerpo. Pero la fe en la resurrección solo se encuentra entre los cristianos.  
  • La naturaleza de Dios. El Dios de la revelación judeo-cristiana es personal, mientras que en la reencarnación se le percibe como algo impersonal, el Todo Cósmico de las religiones orientales.
  • El amor.  Un Dios impersonal no ama, no es Padre, entonces los hombres no  somos hermanos. Según los proponentes de la reencarnación los pobres son culpables de su miseria por males que hicieron en otras vidas. Como están pagando el karma, no se les debe ayudar.  Son una casta baja.  Jesucristo no solo nos enseña el amor a los pobres sino que el mismo se hizo pobre para darnos ejemplo.   
  • La victoria sobre el mal. El mal no es vencido por cada individuo expiando sus pecados por medio de transmigraciones a otras formas de vida. Los cristianos creemos que  Jesucristo pagó por nuestros pecados en la cruz y solo en El tenemos salvación. Nosotros cooperamos con nuestros sacrificios pero la salvación es un don.
  • La iluminación. Lo que constituye "iluminación"  para los cristianos es muy diferente al concepto reencarnacionista: Esta se consigue al conocer a Jesucristo, el Camino, la Verdad y la Vida, y recibiendo el Espíritu Santo, Espíritu de la Verdad enviado por el Padre y Jesucristo. 
  • El Tiempo. El concepto judeo-cristiano del tiempo y de la relación de Dios con el tiempo es totalmente diferente.  El tiempo para el cristiano no es un ciclo sin fin. Es lineal, teniendo un principio y un fin. Dios es el creador y Señor del tiempo.  Jesús es el "Alfa y Omega", principio y fin del tiempo. El hombre tiene un propósito que cumplir en el tiempo que tiene, según la voluntad de Dios. El Génesis nos habla del principio del tiempo. El Apocalipsis, del fin del tiempo: la segunda venida del Señor.  Después ya no habrá tiempo sino la eternidad, vivida en el cielo o en el infierno.
  • La Eternidad. Los cristianos no creemos que los hombres sean diluidos en el cosmos impersonal. Todo lo bueno se unirá en Cristo y será presentado al Padre "Que Dios sea todo en todos" (I Cor 15:28) pero nuestra individualidad, nuestra persona no se perderá jamás. Podríamos imaginarnos a los santos en el cielo como un precioso campo de flores. Al mismo tiempo cada flor es individual y preciosa en si misma.  Los redimidos por Cristo encontrarán su identidad plenamente en el cielo. Serán sanados y elevados a la plenitud de su ser.  Los santos están unidos por el amor y al mismo tiempo cada uno es precioso. 
El evangelio del amor y del perdón sobrepasa en grande la enseñanza cruel de la reencarnación con sus ciclos y karmas.  Dios tanto amó al mundo que envió a Su único Hijo para que el que crea en El tenga vida eterna.  
Fuente- Alan Schreck en inglés, artículo en New Covenant, V-1990 y varias otras.  

KARMA

Creencia de la religión hindú según la cual las personas reciben en sus vidas presentes una retribución correspondiente a su comportamiento en vidas anteriores.  La doctrina del karma depende de la creencia en lareencarnación.  
Esta doctrina hace ver a los pobres y a los que sufren desgracias como culpables que merecen su lote.  
Es una creencia incompatible con la doctrina cristiana: Dios nos juzgará según nuestro trato hacia los pobres y después iremos a nuestro destino eterno. ¡No hay reciclaje de personas! 
Padre Jordi Rivero

INCINERACION

Etim: del Latín: Incinerare
Quemar un cadáver para reducirlo a cenizas.
A pesar de que era la costumbre en el mundo pagano los cristianos rechazaron la incineración por su creencia en la resurrección del cuerpo. Por muchos siglos la Iglesia prohibió la incineración porque estaba asociada culturalmente con el rechazo a la fe en la vida eterna.  La prohibición terminó en 1963 y en el nuevo código canónico se permite la incineración mientras no sea hecha por razones contrarias a la fe Cristiana. (Cf. Canon 1176.3). 
"La Iglesia permite la incineración cuando con ella no se cuestiona la fe en la resurrección del cuerpo" CIC 2301.
Aunque la Iglesia claramente prefiere y urge que el cuerpo del difunto esté presente en los ritos funerales, estos ritos pueden celebrarse también en presencia de los restos incinerados del difunto. Cuando por razones válidas no es posible que los ritos se celebren en presencia del cuerpo del difunto, debe darse a los restos incinerados el mismo tratamiento y respeto debido al cuerpo humano del cual proceden. Este cuidado respetuoso significa el uso de un recipiente digno para contener las cenizas; debe expresarse en la manera cuidadosa en que sean conducidos y en el sitio de su colocación final. Los restos incinerados deben ser sepultados en una fosa o en un mausoleo o en un columbario (nicho).
La práctica de esparcir los restos incinerados en el mar, desde el aire o en la tierra, o de conservarlo en el hogar de la familia del difunto, no es la forma respetuosa que la Iglesia espera y requiere para sus miembros. (Orden de Funerales Cristianos, Apéndice No. 2, Incineración, No. 417)

www.corazones.org

Versículo del Día

El Señor dijo: "Digan a los de corazón apocado: ‘¡Animo! No teman. He aquí que su Dios, vengador y justiciero, viene ya para salvarlos’." (Isaias 35:1-10)

Oración: Señor, a ménudo es un deber animar a otros, ser ejemplo para ellos, enseñarles Tu Palabra. Hago esto? Sirvo de instrumento para Tí o paso por la vida "no metiéndome en lo que no me importa"? Es un deber tomar acción y ser un instrumento para aquellos que necesitan una palabra de aliento en su momento de debilidad, o no callar cuando uno ve que se está haciendo algo en contra de la fe. Igual se debe parar a una persona que blasfema y corregir, si es asi necesario a alguien que está en el camino equivocado. Si puedo ayudar mejorar, corregir o animar, por qué he de quedarme con los brazos cruzados?