jueves, 9 de abril de 2020

Versiculo del Dia 4/9/20

Jueves Santo – Misa Vespertina de la Cena del Señor
9 de abril de 2020

Señor, ¿lavarme los pies tú a mí?" Jesús le replicó: "Lo que yo hago tú no lo entiendes ahora, pero lo comprenderás más tarde." Juan 13,1-15

Oración: Señor, reconozco que soy pecador. Reconozco que a menudo me dejo llevar por mi soberbia y mi comodidad. Frecuentemente justifico mis acciones y hábitos tratando de convencerme de que no son malos o tengo un motivo para seguir haciéndolos. Abreme los ojos y quítame ese egoísmo que me mantiene ciego!


miércoles, 8 de abril de 2020

Versiculo del Dia 4/8/20

Miércoles de Semana Santa
8 de abril de 2020

Jesús dijo: Os aseguro que uno de vosotros me va a entregar. Ellos consternados se pusieron a preguntarle uno tras otro: ¿Soy yo acaso, Señor? Mateo 26, 14-25

Oración: Jesús,  te he traicionado cuando hago mi voluntad a sabiendas de que estoy haciendo mal y me hago daño a mí y a aquellos que me ven. Abreme los ojos a mi pecado y ayúdame a tener la fortaleza para dejarlo y dejar de hacer excusas por mi comportamiento.


martes, 7 de abril de 2020

Versiculo del Dia 4/7/20

Martes de Semana Santa
7 de abril de 2020



 Jesús dijo: “¿Conque darás tu vida por Yo te aseguro que no cantará el gallo, antes de que me hayas negado tres veces”. Juan 13: 21-33, 36-38

Oración: Señor, me pregunto si alguna vez mis actos han negado mi fe. Si es así y seguramente lo es, te pido perdón. Te pido que me ayudes a ser firme en mi fe y tener la fortaleza para nunca negarte. Te pido que cada día mi fe crezca y pueda dar testimonio de que existes, no solo en mi vida, sino en aquellos que me rodean.


lunes, 6 de abril de 2020

Versiculo del Dia 4/6/20

Lunes de Semana Santa
6 de abril de 2020


Jesús dijo: "Porque pobres siempre tendréis con vosotros; pero a mí no siempre tendréis.» Juan 12:1-11

Oración: Jesús, trato de hacer las cosas bien, ser bueno y tener tiempo de oración. Lucho con mi poca consistencia y falta de coherencia en mi vida espiritual. Los consuelos de la oración son pocos y muy infrecuentes, mientras que las distracciones y la tibieza son mis compañeros diarios. Ayúdame a vaciarme de mí para llenarme de Tí.