sábado, 23 de abril de 2011

Versiculo del Dia


Jesús dijo: “Mujer, ahí está tu hijo”. Luego dijo al discípulo: “Ahí está tu madre”. Después de esto, sabiendo Jesús que todo había llegado a su término, para que se cumpliera la Escritura dijo:“Tengo sed”.(Juan 18:1-19, 42)

Oración: Señor, gracias por Tu Madre, y ahora nuestra. Todavía me pregunto por qué hay personas que no creen en Tí? Y la respuesta me viene de inmediato. Porque simplemente, no te conocen. Se quejan de las tradiciones anticuadas de Nuestra Iglesia. Las cuestionan, las ponen en duda, creen que estas las esclavizan. Pero Jesús, es todo lo contrario. Los mandamientos y tradiciones de la Iglesia hacen al fiel libre, dan paz, no excluyen, como algunos creen. Por el contrario, la Iglesia unifica y da la bienvenida a todos aquellos que quieren venir a ella. Tu Jesús, tienes sed de fieles. Tu quieres que nos demos a Tí, porque nos amas. Enséñame a mí y a los míos a amarte, a conocerte, a hablarte y escucharte, a entregarnos a Tí con todo nuestro corazón.

                                                              Este libro es maravilloso!

Preventing Eating Disorders


There are several things you can do to help prevent an eating disorder in your child.

Examine your own attitudes and behaviors regarding weight and appearance. Talk with your children about genetic differences in body types and the devastating effects of irrational prejudice.There are several things you can do, besides talking to your preteen about body changes to expect during puberty, to help prevent an eating disorder in your child:
Examine what you are modeling. Do you exhibit acceptance of yourself and take appropriate measures to deal with your body function and size, or do you practice self-condemnation, criticism of your spouse's body, extreme dieting, etc.?
Examine your dreams and goals for your children and other loved ones. Are you overemphasizing physical appearance and body shape, especially for girls?
Don't shame or ridicule your child (verbally or nonverbally). Parents who do can send your child careening toward an eating disorder. Children need to know they are loved unconditionally. And since feeling helpless and out of control is common among eating-disordered individuals, stability and healthy relationships within families are extremely importance.
Be aware of the messages you send about the "chubby child" in your family. Do you communicate, through words and action, positive or negative feelings about his or her value, talents, and lovability?
Don't encourage or force your children to diet. It can actually push your kids toward unhealthy eating patterns that last a lifetime. The best approach is to simply provide balanced, nutritious meals.
Be involved and offer appropriate direction. Abdicating your parental role by offering your children too little direction can also be just as damaging as controlling to tightly. It can leave children feeling left adrift.
Don't say things that make your child feel responsible for your well-being or the well-being of others in the family.
Help to develop your teen's critical thinking skills by talking about celebrities whose lives are dysfunctional and filled with problems in spite of having the "perfect" body. Or do some research on how magazine photos are airbrushed and how movies use "body doubles." Young people who realize that "perfection" is not always what it seems are better able to establish realistic standards for themselves.
Avoid categorizing foods as "good" or "bad."
Be a good role model by eating sensibly, using exercise as a path to good health and enjoyment.
Do not avoid activities (such as swimming, water skiing, etc.) because they call attention to your size and shape.
Do whatever you can to encourage your teenager's self-respect based on intellectual, spiritual, athletic and social endeavors.
Practice complimenting people for what they say, feel and do — not for how thin they are.
Help your family become discerning regarding media messages that imply a slender body means happiness and success.
Look at what's wrong with the message "thin is best" rather than focusing on what's wrong with your body.
Use caution when exposing high-risk teens to anti-eating disorder materials. Books, documentaries and pamphlets warning against disordered eating have often been used by anorexics and bulimics as how-to guides.
If you suspect your teen is already developing an eating disorder, seek help immediately. Early detection and treatment can be very important, so consult with a qualified medical or mental health professional right away.

viernes, 22 de abril de 2011

Hola a todos!
Espero estén pasando un día sagrado. Los invito a hacerse seguidores del blog. A mano derecha, pueden encontrar la sección para ser seguidores.
Muchas bendiciones!!


Hi to all!!
I hope you are having a blessed day. I invite you to become followers of this blog. On the right hand column, you will be able to find the section of "followers".
Many blessings to all!!

Sábado Santo(Vigilia Pascual)

Hola a todos!
Mañana se celebra en la noche La Vigilia Pascual. Muchos de nosotros asistimos a ella sin saber de que se trata. Hoy los invito a leer sobre el comienzo de esta vigilia que está llena de simbología antiquísima. Cada una de las acciones del sacerdote y diáconos tiene un significado especial.
Con anticipación, les deseo mucha bendiciones en esta próxima Pascua de Resurrección.
Diana




En un lugar adecuado, fuera de la iglesia, se enciende el fuego. Congregado allí el pueblo, llega el sacerdote con los ministros. Uno de los ministros lleva el cirio pascual.
El sacerdote saluda, como de costumbre, al pueblo congregado y le hace una breve exhortación.

Enseguida bendice el fuego.

 Preparación del cirio

Con el fuego nuevo se enciende el cirio pascual.
Según una tradición muy antigua, ésta es una noche de vigilia en honor del Señor (Ex 12, 42).
Los fieles, llevando en la mano según la exhortación evangélica (Lc 12, 35 ss) lámparas encendidas, se asemejan a quienes esperan el regreso de su Señor para que, cuando él vuelva, los encuentre vigilantes y los haga sentar a su mesa.
La celebración de la Vigilia se desarrolla de la siguiente manera:
después de la breve liturgia de la luz o “Iucernario” (primera parte de la Vigilia), la santa Iglesia, llena de fe en las palabras y promesas del Señor, medita los portentos que él obró desde el principio en favor de su pueblo (segunda parte o liturgia de la palabra) y cuando el día de la resurrección está por llegar, encontrándose ya acompañada de sus nuevos hijos, renacidos en el bautismo (tercera parte), es invitada a la mesa que el Señor ha preparado para su pueblo, por medio de su muerte y resurrección (cuarta parte).
Toda la celebración de la Vigilia pascual se hace en la noche, de modo que no debe comenzar antes del principio de la noche del sábado, ni terminar después del alba del domingo.
Prepárense suficientes velas para todos los fieles que participen en la Vigilia.

Primera parte
Lucernario

Bendición del fuego
 Se apagan todas las luces de la iglesia.
Una vez bendecido el fuego nuevo, un acólito o uno de los ministros lleva el cirio pascual ante el celebrante. Este, con un punzón, graba una cruz en el cirio. Después, traza sobre él la letra griega Alfa y, debajo, la letra Omega; entre los brazos de la cruz traza los cuatro números del año en curso, mientras dice:
Cristo ayer y hoy,
traza la línea vertical;
Principio y fin,
traza la línea horizontal;
Alfa
traza la letra Alfa, arriba de la línea vertical;
y Omega
traza la letra Omega, abajo de la línea vertical;
Suyo es el tiempo
traza el primer número del año en curso, en el ángulo superior izquierdo de la cruz;
y la eternidad.
Traza el segundo número del año,en el ángulo superior derecho;
A él la gloria y el poder,
Traza el tercer número del año en el ángulo inferior izquierdo;
por los siglos de los siglos.
Amén.

Traza el cuarto número del año en el ángulo inferior derecho.
Después de haber trazado la cruz y los demás signos, el sacerdote puede incrustar en el cirio cinco granos de incienso, en forma de cruz, diciendo al mismo tiempo.
1. Por sus santas llagas
2. gloriosas,
3. nos proteja
4. y nos guarde
5. Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

El celebrante enciende el cirio pascual con el fuego nuevo,diciendo:
Que la luz de Cristo, resucitado y glorioso, disipe las tinieblas de nuestro corazón y de nuestro espíritu.
Cuando por alguna razón no se puede encender el fuego fuera de la iglesia, el rito se acomoda a las circunstancias.

Procesión

A continuación el diácono o, en su defecto, el sacerdote, toma el cirio pascual y, manteniéndolo elevado, canta él solo:
Cristo, luz del mundo.
Y todos responden:
Demos gracias a Dios.
Todos entran en la iglesia, precedidos por el diácono (o el sacerdote) que lleva el cirio pascual. Si se emplea el incienso, el turiferario precederá al diácono. En la puerta de la iglesia, el diácono se detiene y elevando el cirio, canta por segunda vez:
Cristo, luz del mundo.
Y todos responden:
Demos gracias a Dios.
En este momento todos encienden sus velas en la llama del cirio y avanzan de nuevo.
Al llegar ante el altar, el diácono, vuelto hacia el pueblo, canta por tercera vez:
Cristo, luz del mundo.
Y todos responden:
Demos gracias a Dios.
Entonces se encienden las luces del templo.
Todos permanecen de pie, teniendo en sus manos las velas encendidas

Eating Disorders and Kids



The diet industry spends $33 billion-a-year in advertising which contributes to a variety of destructive behaviors and thinking patterns, including the following:Many people with eating disorders started out by dieting in hopes of changing their bodies, believing it would make them happier. In fact, the vast majority of patients at Remuda Ranch (a Christian treatment program for eating disorders) reveal that their eating disorder was triggered simply because they went on a diet, decided to reduce fat in their diet or wanted to eat healthier foods.

Destructive Thought Patterns

  • Exercise (which is supposed to be enjoyable and lead to good health) has become a compulsive activity for many.
  • Many people focus on eating low fat. This often leads people to eat no fat, which can lead to the thinking that all fat is bad — or even that fat people are lazy and bad.
  • The idea that some foods are "good" and some are "bad" — when the focus should be eating in moderation.
  • Prepubescent teens — whose bodies may become chubby as a natural part of maturing — fail to see their value in any other terms apart from physical appearance.
  • Many teens are trophies to their parents — not the treasures that God designed them to be. Teens who are valued for their performance and looks rather than for who they are, often struggle with eating disorders.
  • Young athletes often practice unhealthy dieting habits in order to meet the standards for their sports. Sixty percent of all models and ballerinas have an eating disorder.

The Destructive Eating Disorder Cycle

  1. We all search for love, acceptance and approval to increase our feelings of worthiness.
  2. Teens have their our own perception of how this need is satisfactorily met. When their need for love, acceptance and approval is not met in a manner that satisfies their perceptions, feelings of inadequacy may lead to low self-esteem.
  3. These negative feelings can cause extreme loneliness and pain.
  4. Eating disorder behavior numbs the pain temporarily.
  5. This addictive and obsessive behavior generally results in severe consequences.
  6. Guilt and shame over the consequences can be overwhelming for a teen.
  7. Often, this shame becomes a powerful feeling of self-hatred, which further distorts the teen's perception of his or her worth and identity.
Then, the cycle begins again. The key to the recovery process begins with professional help, which intervenes in this cycle, addresses the faulty beliefs and perceptions and helps create a more accurate and kinder view of self.
The goal is to help our teens see themselves through the eyes of God and to accept the gift of grace and forgiveness that is available in salvation through Jesus Christ.
If you're concerned that your teenager may be at risk, read on. Through solid facts and real-life stories, you'll find direction and hope for families threatened by eating disorders.
(cont.)


Versículo del día

Jesús dijo: "Todo el que es de la verdad,escucha mi voz”.(Juan 18: 1-19,42)

Oración: Señor, yo solo sé que debo seguirte y escuchar Tu voz.  Soy un pecador y mi vida está llena de errores. Sin Tí, cometeré solo más errores y tendré más caos en mi vida. Por qué vivir sin Tí sabiendo que solo TU me traes paz interior, y orden? Por qué vivir sin Tí, si solo contigo he podido encontrar la verdadera felicidad? Gracias Señor, por tu sacrificio por mí! Gracias por amarme y por enseñarme a amarte.

Celebrate the Living, But Mourn the Dead

As our numbers pass seven billion, remember that, but for abortion, we would be passing eight.

by Colin Mason and Steven Mosher
The media is abuzz with news about humanity's numbers. Sometime during the latter part of this year or early next year—the exact date is still a little fuzzy—there will be, for the first time in history, 7 billion people alive on the planet at the same time.
Left-wing pundits are already splashing ink all over this subject. National Geographic is taking the entire year to decry this increase in numbers, spinning off countless articles, sleek videos, and photo sets warning of the “overpopulation” disasters that supposedly await us.
Other organizations are in full panic mode as well. Panelists at an American Association for the Advancement of Science meeting, abandoning scientific objectivity in favor of junk science, railed about the exponential growth of population and its effect on the environment. Within hours of this meeting, the Internet was ablaze with scary headlines. Yahoo News warned us that the “Planet Could Be 'Unrecognizable' by 2050.” The Teheran Times cried out “Can Humanity Survive a Population of Over 10 Billion People?” (That Iran, thanks to a nationwide sterilization campaign organized by the ayatollahs, is now having too few children to maintain the current population seems to have escaped the paper's notice.)
At PRI we have a different take on Baby Seven Billion. While the world's population doubled and then doubled again in the past century, more people has meant more prosperity. Human beings are currently wealthier, healthier, and better educated than ever before. The percentage of people trapped in poverty continues to decline.
In fact, what we worry about is not a future of too many children, but too few. Human birthrates across all continents are collapsing. Not only will our numbers never double again, we are unlikely to even make it much past 8 billion or so.
Were it not for abortion, of course, we would already be at 8 billion. Worse than any primitive tribe, we moderns have developed a bad habit of killing our offspring, and doing so at an alarming rate. According to Alan Guttmacher Institute's latest report, there are 42 million induced abortions a year worldwide.
The 2011 report of the Planned Parenthood think tank also states that the number of abortions was even higher in the recent past: “The number of induced abortions declined worldwide between 1995 and 2003, from nearly 46 million to approximately 42 million. About one in five pregnancies worldwide end in abortion.”
We really don't know how much credence to give these numbers. After all, Guttmacher has no way of getting accurate statistics from many countries with high abortion rates. The Chinese government alone probably performs 10 to 14 million abortions a year on its women. The real global total could be higher than 42 million.
But let's assume that Guttmacher is roughly correct and do some simple calculations. At 40 million abortions a year, it would only take 25 years to eliminate one billion babies.
Since the abortion business really took off around 1960 or so, we have probably eliminated nearly twice that number, or two billion unborn human beings.
Think about it. Over the past half-century, quietly and without fanfare, in ordinary towns and cities, in dozens of countries around the world, perhaps two billion children have been killed. They have died unknown, often unmourned, and acknowledged only from time to time.
The 20th century was violent by any measure. Thirty-seven million people were killed in World War I. Over 60 million perished in World War II. Six million Jews and another six million Catholics died in Hitler's death camps. Twenty million died at the hands of the Soviet authorities. Sixty-five million Chinese were killed by the Communist Party, while forty-two million more starved to death during Mao's Great Leap Forward. And so on.
But these numbers are dwarfed by the sheer volume of children who have been killed this past half-century.
At the very least, this number of abortions is a demographic event of gigantic proportions. As the human race celebrates its 7 billionth member this fall, we should take a moment to remember the billion or two who fell—and are still falling—victim to the abortionists' knives.
May they rest in peace.

jueves, 21 de abril de 2011

Sobre el Jueves y Viernes Santo

El día de hoy y el de mañana, por una antiquísima tradición, la Iglesia omite por completo la celebración del sacrificio eucarístico.
El altar debe estar desnudo por completo: sin cruz, sin candelabros y sin manteles.
Después del mediodía, alrededor de las tres de la tarde, a no ser que por razón pastoral se elija una hora más avanzada, se celebra la Pasión del Señor, que consta de tres partes: Liturgia de la Palabra, Adoración de la Cruz y Sagrada Comunión.
En este día la sagrada comunión se distribuye a los fieles únicamente dentro de la celebración de la Pasión del Señor; pero a los enfermos que no puedan tomar parte en esta celebración, se les puede llevar a cualquier hora del día.
El sacerdote y el diácono, revestidos de color rojo como para la misa, se dirigen al altar, y hecha la debida reverencia, se postran rostro en tierra o, si se juzga mejor, se arrodillan, y todos oran en silencio durante algún espacio de tiempo.
Después el sacerdote, con los ministros, se dirige a la sede, donde, vuelto hacia el pueblo, con las manos juntas, dice la siguiente oración:
No se dice Oremos.

El Purgatorio #4





La Comunión de los Santos
Los miembros del Cuerpo Místico pueden ayudarse unos a otros, mientras estén en la tierra y después de la muerte. Toda persona en estado de gracia puede orar con provecho por las benditas almas; probablemente es necesario, al menos, hallarse en estado de gracia santificante para ganar las indulgencias por los difuntos.
Nuestra oración por las almas de los difuntos sólo puede ayudar a los que están en el purgatorio ya que la condición del infierno es irreversible y los que están en el cielo no necesitan oración, pero, como no tenemosla certeza si un alma está en el purgatorio o no (excepto en el caso de los que han sido llevados a los altares) es recomendable orar por todos los difuntos. Nuestras oraciones por las almas del purgatorio pueden reducir sus penas en intensidad y duración. Cuando estas almas lleguen al cielo (antes no pueden) sin duda rezarán por sus benefactores. 
En las oraciones litúrgicas de la Iglesia, se invoca con frecuencia a los ángeles y a los santos en favor de la Iglesia sufriente, es decir, por las almas del purgatorio. 
El Concilio Vaticano II
El Concilio Vaticano Segundo hizo profesión de fe en la Iglesia Sufriente diciendo: "Este Sagrado Concilio recibe con gran piedad la venerable fe de nuestros hermanos que se hallan en la gloria celeste o que aún están purificándose después de la muerte".
-Padre Jordi Rivero

Versículo del día




Jesús dijo: "Ustedes me llaman Maestro y Señor, y dicen bien, porque lo soy. Pues si yo, que soy el Maestro y el Señor, les he lavado los pies, también ustedes deben lavarse los pies los unos a los otros.
Les he dado ejemplo, para que lo que yo he hecho con ustedes, también ustedes lo hagan”. Juan (13, 1-15)

Oración: Señor, ser humilde es una de las cualidades más difícil de tener y menos populares. La humildad implica callar en momentos donde provoca gritar, implica no meterse donde no lo han llamado a uno. Significa no opinar aunque uno sepa que la opinión de uno es certera en ese momento. La humildad implica mucha voluntad. Así que hoy te pido voluntad!

Sobre el Jueves Santo


Según una antiquísima tradición de la Iglesia, en este día se prohíben todas las misas sin asistencia del pueblo. En la tarde, a la hora más oportuna, se celebra la misa de la Cena del Señor, con la participación de toda la comunidad local y con la intervención, según su propio oficio, de todos los sacerdotes y ministros.
Los sacerdotes que hayan celebrado ya en la misa del Santo Crisma o por alguna razón pastoral, pueden concelebrar en la misa vespertina.
Donde lo pida el bien de la comunidad, el Ordinario del lugar puede permitir que se celebre otra misa en la tarde en templos u oratorios públicos o semipúblicos; y en caso de verdadera necesidad, aun en la mañana, pero solamente en favor de los fieles que de ninguna manera puedan asistir a la misa de la tarde.
Téngase cuidado, sin embargo, de que estas celebraciones no se hagan en provecho de personas particulares y de que no sean en perjuicio de la asistencia a la misa vespertina principal. La sagrada comunión se puede distribuir a los fieles sólo dentro de la misa; pero a los enfermos se les puede llevar a cualquier hora del día.
Los fieles que hayan comulgado en la mañana en la misa del Santo Crisma, pueden comulgar de nuevo en la misa de la tarde. El Sagrario debe estar completamente vacío.
Conságrense en esta misa suficientes hostias, de modo que alcancen para la comunión del clero y del pueblo, hoy y mañana.

miércoles, 20 de abril de 2011

El Purgatorio #3




Las penas del purgatorioAunque no sea doctrina-definida, se mantiene como doctrina común que el sufrimiento mayor del purgatorio consiste en la "pena de ausencia", porque las almas están temporalmente privadas de la visión beatífica. Sin embargo, no hay comparación entre este sufrimiento y las penas del infierno. El purgatorio es temporal y por eso lleva consigo la esperanza de ver a Dios algún día cara a cara. Las almas lo llevan con paciencia, pues comprenden que la purificación es necesaria. Lo aceptan generosamente por amor de Dios y con perfecta sumisión a su voluntad.
Las penas del purgatorio son proporcionales al grado de pecado de cada persona. Es probable que las penas del purgatorio vayan disminuyendo gradualmente y aumente en ellas la alegría de la cercana entrada en el cielo. Estas almas tienen total certeza de la salvación y poseen fe, esperanza y caridad. Saben que ellas mismas están en amistad con Dios, confirmadas en gracia. 


Testimonios de los PadresSon muchos. Aquí solo presentamos unos pocos:
 Cuenta San Agustín que su madre Santa Mónica lo único que les pidió al morir fue esto: "No se olviden de ofrecer oraciones por mi alma".
A San Agustín le preguntaron: "¿Cuánto rezarán por mí cuando yo me haya muerto?". El respondió: "Eso depende de cuánto rezas tú por los difuntos. Porque el evangelio dice que la medida que cada uno emplea para dar a los demás, esa medida se empleará para darle a él".
San Gregorio Magno: "Si Jesucristo dijo que hay faltas que no serán perdonadas ni en este mundo ni en el otro, es señal de que hay faltas que sí son perdonadas en el otro mundo. Para que Dios perdone a los difuntos las faltas veniales que tenían sin perdonar en el momento de su muerte, para eso ofrecemos misas, oraciones y limosnas por su eterno descanso".
 San Gregorio ofreció 30 misas por el alma de un difunto. Más tarde ese difunto se le apareció en sueños a darle las gracias ya que por esas misas había logrado salir del purgatorio.
En otra ocasión,  San Gregorio, estando celebrando la Misa, elevó la Hostia y se quedó con ella en lo alto por mucho tiempo. Sus ayudantes le preguntaron después por qué se había quedado tanto tiempo con la hostia elevada en sus manos y el les respondió: "Es que vi que mientras ofrecía la Santa Hostia a Dios, descansaban las benditas almas del purgatorio".




Versículo del día

 Jesús dijo: “¿Conque darás tu vida por Yo te aseguro que no cantará el gallo, antes de que me hayas negado tres veces”. Juan (13, 21-33. 36-38)

Oración: Señor, hoy me pregunto si alguna vez te he negado? Me pregunto si alguna vez mis actos han negado mi fe. Si es así y seguramente lo es, te pido perdón. Te pido que me ayudes a ser firme en mi fe y tener la fortaleza para nunca negarte. Te pido que cada día mi fe crezca y pueda dar testimonio de que existes, no solo en mi vida, sino en aquellos que me rodean.