sábado, 13 de agosto de 2011

Versiculo del Dia (8/13/11)




Esto dice el Señor: “Velen por los derechos de los demáspractiquen la justiciaporque mi salvación está a punto de llegar y mi justicia a punto de manifestarse.
Isaías (56, 1. 6-7)

Oración: Señor, hay tantas injusticias en este mundo y muchas veces nos hacemos los de oidos sordos y ojos cerrados. Enséñame a no ser indiferente al sufrimiento de los demás y tener un papel proactivo para ayudar a que acaben las injusticias en el mundo.

ORACIÓN DE JOVENES A LA VIRGEN



Juan Pablo II

María, humilde sierva del Altísimo,
el Hijo que engendraste te ha hecho sierva de la humanidad.
Tu vida ha sido un servicio humilde y generoso:
has sido sierva de la Palabra cuando el Angel
te anunció el proyecto divino de la salvación.
Has sido sierva del Hijo, dándole la vida
y permaneciendo abierta al misterio.
Has sido sierva de la Redención,
permaneciendo valientemente al pie de la Cruz,
junto al Siervo y Cordero sufriente,
que se inmolaba por nuestro amor.
Has sido sierva de la Iglesia, el día de Pentecostés
y con tu intercesión continúas generándola en cada creyente,
también en estos tiempos nuestros, difíciles y atormentados.

A Ti, joven Hija de Israel,
que has conocido la turbación del corazón joven
ante la propuesta del Eterno,
dirijan su mirada con confianza los jóvenes del tercer milenio.

Hazlos capaces de aceptar la invitación de tu Hijo
a hacer de la vida un don total para la gloria de Dios.

Hazles comprender que servir a Dios satisface el corazón,
y que sólo en el servicio de Dios y de su Reino
nos realizamos según el divino proyecto
y la vida llega a ser himno de gloria a la Santísima Trinidad
Amen".

viernes, 12 de agosto de 2011

LA CORONILLA DE LA DIVINA MISERICORDIA

Divina Misericordia
(se reza utilizando el rosario)
Jesús dijo a Sor Faustina (1, 197): Rezarás este rosario de la siguiente forma:
Primero, dirás un PADRENUESTRO, un AVEMARÍA y un CREDO. 
Después, en las cuentas del rosario correspondientes al PADRENUESTRO, dirás las siguientes palabras:
Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de tu amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y de los del mundo entero.
En las cuentas del AVEMARÍA, dirás las siguientes palabras:
Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
Para terminar, díganse tres veces estas palabras:

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

jueves, 11 de agosto de 2011

LA DEVOCIÓN A LA DIVINA MISERICORDIA


Introducción
Cuando Dios quiere revelar un mensaje a la humanidad, no busca a los más importantes y sabios, sino que se revela a través de los más sencillos y humildes, que saben ser dóciles a sus inspiraciones y gracias. Este es el caso del mensaje de la Divina Misericordia dado a la Santa Hna. María Faustina Kowalska, religiosa polaca, instrumento elegido y probado por el Señor.
Santa Faustina (como es conocida en el mundo entero) pertenecía a la Congregación de Hermanas de Nuestra Señora de la Misericordia, conocidas como las "Hermanas Magdalenas" que se dedican a la educación de jóvenes de bajos recursos. Vemos como el Señor empieza a poner las piezas de su "rompecabezas de gracia", en un orden perfecto.  El revela Su Misericordia a una religiosa de la comunidad dedicada a Su Misericordia.
Santa Faustina estuvo en varias casas de su Orden, siempre realizando trabajos muy sencillos y desapercibidos, tales como la cocina, el jardín, la limpieza del convento o atendiendo la puerta. Precisamente es a esta hermana menos notoria a la que el Señor escoge para dar al mundo entero el gran mensaje de su Misericordia que a tantas almas ha tocado y transformado al propagarse por el mundo entero en momentos tan críticos para la humanidad.

La imagen de la Misericordia
El 22 de febrero de 1931, santa Faustina recibió la primera revelación de la Misericordia de Dios, ella lo anota así en su diario: "En la noche cuando estaba en mi celda, vi al Señor Jesús vestido de blanco. Una mano estaba levantada en ademán de bendecir y, con la otra mano, se tocaba el vestido, que aparecía un poco abierto en el pecho, brillaban dos rayos largos: uno era rojo y, el otro blanco. Yo me quedé en silencio contemplando al Señor. Mi alma estaba llena de miedo pero también rebosante de felicidad. Después de un rato, Jesús me dijo: 
Pinta una imagen Mía, según la visión que ves, con la Inscripción : "¡Jesús, yo confío en Ti!." Yo deseo que esta Imagen sea venerada, primero en tu capilla y después en el mundo entero. Yo prometo que el alma que honrare esta imagen, no perecerá. También le prometo victoria sobre sus enemigos aquí en la tierra, pero especialmente a la hora de su muerte. Yo el Señor la defenderé como a Mi propia Gloria.
Cuando contó esto en confesión, el padre le dijo que seguramente Jesús deseaba pintar esta imagen en su corazón pero ella sentía que Jesús le decía "Mi Imagen ya está en tu corazón. Yo deseo que se establezca una fiesta de la Misericordia y que esta imagen sea venerada por todo el mundo. Esta fiesta será el primer domingo después de Pascua. Deseo que los sacerdotes proclamen esta gran misericordia Mía a los pecadores."

Por orden de su confesor Santa Faustina le preguntó al Señor el significado de los rayos que aparecen en la imagen emanando del corazón y el Señor le respondió:
"Los dos rayos significan Sangre y Agua- el rayo pálido representa el Agua que justifica a las almas; el rayo rojo simboliza la Sangre, que es la vida de las almas-. Ambos rayos brotaron de las entrañas mas profundas de Mi misericordia cuando mi corazón agonizado fué abierto por una lanza en la Cruz... Bienaventurado aquel que se refugie en ellos, porque la justa mano de Dios no le seguirá hasta allí".
El Señor manifiesta su Corazón, y el agua y la sangre que de el brotaron como manantial de reconciliación para todos los hombres.
Esta revelación es una continuación de la misericordia divina que Jesús nos ofrece en la cruz y que se reveló también a Santa Margarita María.

La Coronilla de la Misericordia


El viernes 13 de septiembre de 1935, el Señor le reveló a santa Faustina un poderoso medio para obtener la misericordia de Dios para el mundo. Ella lo escribe así:
En la noche, cuando estaba en mi celda, vi un Ángel que era el ejecutor de la justicia de Dios. Estaba vestido con una túnica brillante, su cara gloriosamente iluminada y una nube bajo sus pies. En sus manos tenía truenos y relámpagos. Cuando vi las señales de la ira divina, con las cuales cierto país de la tierra sería castigado de una manera particular, imploraba al Ángel, pero noté enseguida que mis plegarias eran impotentes contra la ira de Dios ... En el mismo momento vi a la "Santísima Trinidad", que irradiaba Majestad y Santidad incomparables. Al mismo tiempo oí interiormente palabras, con las cuales empecé a implorar fervorosamente por la salvación del mundo. Y ¡Oh milagro! el Ángel era impotente contra esta oración y no podía ejecutar el justo castigo. Las palabras con las que imploraba la misericordia de Dios eran las siguientes: "Padre Eterno, yo te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu amadísimo Hijo y Señor Nuestro Jesucristo por nuestros pecados y los pecados del mundo entero. Por su dolorosa pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
Obtenga la coronilla 
A la mañana siguiente, cuando entraba en la capilla, escuché estas palabras interiormente: "Cada vez que entres en la capilla, inmediatamente recita la oración que te enseñé ayer"Cuando había recitado la oración, escuché estas palabras dentro de mi alma:
Esta oración sirve para aplacar la ira de Dios. La rezarás por nueve días en tu rosario ordinario de la siguiente manera: al principio rezarás un Padre Nuestro, una Ave María y un Credo. Después rezarás en las cuentas grandes: "Padre Eterno yo te ofrezco el cuerpo, la sangre, el alma y la divinidad de Tu Amadísimo Hijo y Señor Nuestro Jesucristo para implorar el perdón de nuestros pecados y de los del mundo entero" En los granos pequeños: "Por Su dolorosa pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero". Al final rezarás tres veces: "Santo Dios, Santo Omnipotente, Santo Inmortal, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero"(474_476).
Esta es la corona que Jesús le pidió a santa Faustina introducir a su comunidad y al mundo entero. En 1936, el Padre Miguel Sopocko hizo imprimir esta corona (en la Editorial Cebolski en Cracovia) en el reverso de la estampa con la imagen de la Divina Misericordia que Eugenio Kasimierwsko pintó.
El Señor ha prometido que las almas que recen esta corona serán abrazadas con Su Misericordia durante su vida y especialmente en la hora de su muerte.

La Verdadera Devoción de la Divina Misericordia
Durante el retiro de octubre de 1936, Jesús le dio a Santa Faustina indicaciones explícitas sobre lo que constituye la verdadera devoción de la Divina Misericordia:
Hija mía si es que Yo reclamo a la gente, a través tuyo la devoción de Mi Misericordia, debes ser tú la primera en distinguirte en esta confianza en Mi Misericordia. Yo exijo de ti actos de misericordia, que deben realizarse por amor a Mí. Tú debes mostrar misericordia a tu prójimo siempre y en todas partes. No debes acobardarte ante esto o tratar de excusarte o de dispensarte de esto. Te estoy dando tres medios de ejercitar misericordia con tu prójimo: el primero por obra, el segundo de palabra, y el tercero por la oración. En estos tres grados está contenida la totalidad de la misericordia y es una prueba de tu amor por Mí. Por estos medios una alma glorifica y da tributo a Mi Misericordia. Si bien, el Primer Domingo de Pascua, es la Fiesta de la Misericordia, también deben haber otro actos de misericordia, y pido la adoración a Mi Misericordia en la Celebración Solemne de esta festividad y la veneración de esta imagen por medio de la cual yo concederé muchas gracias a las almas. Todo esto como un recordatorio de la urgencia de Mi misericordia, porque aún la fe más fuerte, sin obras no tienen valor".(742)
Las palabras con que Jesús habló a Santa Faustina al comienzo del retiro empezaron a tener efecto. En la Fiesta de Cristo Rey, celebrada el 25 de octubre de 1936, la hermana escribió en su diario: "Durante la Santa Misa, estuve tan envuelta en el fuego interior del amor de Dios y el deseo de salvar almas que no sé como expresarlo. Sentía que estaba en llamas. Yo lucharé contra el mal, con el arma de la misericordia. Me quema el deseo de salvar almas. Me cruzaría todo el largo y el ancho de la tierra y llegaría hasta el último confín, para salvar almas por medio de la oración y sacrificio, deseo que todas las almas glorifiquen la misericordia de Dios"(745).
Santa Faustina comprendió que debía hacerse una víctima pura de amor, reconociendo el camino marcado por las pisadas de Jesús, el camino del sufrimiento, de ser ridiculizada, perseguida y humillada, todo esto debía ser su vida, aceptada por amor a Jesús y a las almas con la única esperanza de que Jesús sería siempre su consuelo y compañero.

La Hora de la Gran Misericordia: Las tres de la tarde
El 10 de octubre de 1937, Santa Faustina recibió instrucciones del Señor concerniente a otro elemento principal de la devoción a la Divina Misericordia; esto es, La Hora de Gran Misericordia:  
A las tres de la tarde en punto, implora Mi misericordia, especialmente por los pecadores; y, aunque sea por un breve momento, sumérgete en Mi pasión, particularmente en Mi abandono al momento de la agonía. Esta es la hora de la gran misericordia para todo el mundo. Yo te permitiré entrar en Mi dolor mortal. En esta hora, Yo no rehusaré nada al alma que Me pida algo en virtud de Mi pasión. (1320)

La Fiesta de la Misericordia: Domingo después de Pascua de Resurrección.
Instituida oficialmente por la Iglesia en el año 2000 


El Señor le pide a Santa Faustina, por lo menos 14 veces, que se instituya oficialmente una "Fiesta de la Misericordia" (Diario de Santa Faustina)
Esta Fiesta surge de Mi piedad mas entrañable...Deseo que se celebre con gran solemnidad el primer domingo después de Pascua de Resurrección....Deseo que la Fiesta de la Misericordia sea refugio y abrigo para todas las almas y especialmente para los pobres pecadores. Las entrañas mas profundas de Mi Misericordia se abren ese día. Derramaré un caudaloso océano de gracias sobre aquellas almas que acudan a la fuente de Mi misericordia.
El alma que acuda a la Confesión, y que reciba la Sagrada Comunión, obtendrá la remisión total de sus culpas y del castigo... Que el alma no tema en acercarse a Mi, aunque sus pecados sean como la grana. Toda Comunión recibida con corazón limpio, tiende a restablecer en aquel que la recibe la inocencia inherente al Bautismo, puesto que el Misterio Eucarístico es "fuente de toda gracia". Nuestro Señor manifestó a Santa Faustina que en la "Fiesta de la Misericordia" se abrían todas las compuertas a través de las cuales fluían las gracias divinas. Gracias de conversión y perdón de los pecados.

¿Por qué el Señor manifiesta su Misericordia?:Después de haber visto brevemente como el Señor manifestó a Santa Faustina el deseo de su Corazón de que se arraigara en los corazones la devoción a su Divina Misericordia, nos podremos preguntar ¿Por qué? ¿Por qué el Señor en pleno siglo XX, se aparece a esta religiosa y con insistencia le pide que se establezca esta devoción?.
Si pensamos un poco, no es una devoción nueva, ha estado siempre en la Iglesia desde que el Corazón de Dios existe, pero de una forma nueva el Señor presenta su Misericordia, fluyendo y derramándose en forma de dos rayos que no tienen otro fin más que el de laconversión y arrepentimiento del pecado. Aquí está el propósito del Señor.
El Señor, contemplando como la humanidad en el siglo mas avanzado tecnológicamente, se ha alejado de El, y ha caído en las garras del pecado y de la oscuridad, quiso dar a los hombres el remedio para salir de la fosa en la que se ha adentrado.
Jesús se le reveló a Santa Faustina justo antes de la Segunda Guerra Mundial, y muchas almas recibieron gracias de conversión y de fortaleza al venerar la imagen de Jesús Misericordioso, que se propagó rápidamente en toda Polonia, y luego en toda Europa y el mundo.
El hombre necesita a Dios, y Dios en su Amor, sale a su encuentro derramando los rayos de Misericordia, que tanto le costaron, porque el precio fue que su Corazón fuese Traspasado.
El hombre de hoy necesita escuchar que hay esperanza; que Dios en su Misericordia quiere que todos se salven pero la única condición es el cambio de corazón; el reconocer los pecados y con profundo arrepentimiento volver a Dios y alejarse del mal.
"La Humanidad no tendrá paz, hasta que torne con confianza a Mi Misericordia"La Paz es fruto de la amistad con Dios, los hombres de hoy no tienen paz porque han tornado su corazón lejos de Dios. El Señor le dijo a Santa Faustina que solo tendría paz la humanidad cuando se tornase a su Misericordia; porque solo habrá paz en el corazón del hombre hasta que se arrepienta y vuelva a restablecer su amistad con Dios su Señor.
Oremos todos por la conversión de los pecadores, por nuestra propia conversión y la de todos los que viven en pecado mortal. Atraigamos a todos a la "fuente de la Misericordia" el Corazón de Jesús, y sumerjámosles en él, para que sean liberados y sanados del pecado que les separa del Señor y la gracia de Dios se restituya en toda la humanidad.
"Oh Sangre y Agua que brotaron del Corazón de Jesús, como manantial de Misericordia para nosotros.... En Ti confío".

Versiculo del Dia (8/11/11)


Pedro se acercó a Jesús y le preguntó: “Si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces tengo que perdonarlo? ¿Hasta siete veces?” Jesús le contestó:
“No sólo hasta sietesino hasta setenta veces siete”. Mateo (18, 21—19, 1)

Oración: Señor, perdonar es una palabra que usamos demasiado a menudo sin ver la profundidad de su significado. El perdonar requiere mucho más que decir esta palabra a la persona que ofendí. Requiere un verdadero arrepentimiento y un cambio de las actitudes que me llevaron a ofender. La persona que perdona también debe cambiar de actitud y dejar cualquier resentimiento contra la persona que lo ofendió. No necesita seguir siendo su amigo íntimo pero si debe dejar cualquier sentimiento oscuro que le ensucie el corazón. Enséñame a perdonar con todo mi corazón!

miércoles, 10 de agosto de 2011

Permisos para fiestas para adolescentes

Recomendaciones:

1.Los permisos deben ser "progresivos”:
 Lo ideal es iniciar con pequeñas salidas para evaluar la respuesta del joven al cumplimiento de las condiciones que se acordaron al conceder el permiso. En este sentido es recomendable evaluar el cumplimiento en otras áreas que implican responsabilidad en la vida del joven. Por ejemplo: lo académico (¿es responsable con sus deberes?), o la social (¿es capaz de regular sus emociones? ¿puede ponerse a sí mismo límites, e identificar situaciones de riesgo?).

2.Respetar las necesidades del resto de los miembros de la familia: Se debe inculcar en los menores la importancia de reconocer las necesidades de los demás miembros de la familia, sobre todo en esta etapa de su desarrollo en la que sienten que todas las circunstancias giran a su alrededor.  Por ejemplo, la hora de llegada, si se retrasan sin previo aviso, preocupan a sus padres, tíos o abuelos que, a causa de la preocupación trasnochan afectando su descanso y su rendimiento al día siguiente; o al ver en sus padres un taxi a sus servicios las 24 horas al día, olvidando que los demás miembros de la familia también necesitan trasladarse.

3.Desarrolle un acuerdo tan pronto como su hijo/a sea capaz de salir solo: Especifique claramente en el acuerdo cada detalle de lo permitido y lo no permitido, al punto de poner cantidad de segundos o centímetros, ya que cada pequeña fisura o imprecisión puede ser excusa para quebrantarlo. Del mismo modo sea detallado al explicar las repercusiones de no cumplir con lo establecido. El contrato puede contener:
-Hora de llegada.
-No tomar bebidas alcohólicas, ni utilizar cigarrillos, drogas, ni ninguna otra sustancia que altere el comportamiento.
-No abordar un automóvil con desconocidos.
-No abordar un automóvil con personas que hayan ingerido bebidas alcohólicas u otras sustancias, etc.

4.Nunca negocie una excepción al permiso cuando su hijo/a está lejos de casa: No lo deje quedarse a dormir en la casa de algún amigo si no le pidió con anticipación dicho permiso y se haya asegurado que serán supervisados por un adulto responsable. Los cambios de último minuto son por lo general peligrosos. Los padres y madres tienen derecho a unos minutos de tranquilidad al tomar la decisión, para evaluar si dan o no el permiso. No se deje presionar.

5.Conocer a los otros padres o encargados: 
Un buen hábito es conocer a los padres, o responsables, de los amigos de nuestros hijos e hijas. Esto nos permitirá indagar los valores de su familia, sus costumbres, además de brindarnos la oportunidad de evaluar su confiabilidad. A la larga, podemos encontrar en ellos y ellas un equipo que colabore a salvaguardar la integridad y bienestar de los menores, que si bien están creciendo, necesitan todavía de cuidado y consejo.
Para finalizar, es importante mencionar que este proceso de dar más confianza y responsabilidad a nuestros hijos e hijas con sus salidas, tiene implícito el tema de la disciplina y el manejo de límites. Cómo se hayan construido estas áreas desde la infancia, influye en sus respuestas ahora de adolescentes. Por lo que si los requerimientos especiales de su familia se salen de los consejos facilitados en este documento, y valora que van más allá de una negociación saludable, presentándose problemas como: irrespeto, agresión, indisciplina, desafíos a la autoridad más allá de lo tolerable; es recomendable buscar ayuda profesional. De esta forma se exponen las particularidades del caso y se procura una mejoría significativa de la familia.

Bibliografía.
Michael Rivera, Más amigos que enemigos. Editorial Norma. 2004.
Pablo Mier y Terán Sierra. Panorama Editorial. 1995

Versiculo Del Dia (8/10/11)


Jesús dijo: “El que se ama a  mismo, se pierde; el que se aborrece a  mismo en este mundo, se asegura para la vida eterna.Juan (12, 24-26)

Oración: Señor, sentirse el centro de atención y creer que el mundo verdaderamente gira alrededor de nuestra vida, no es amarse a sí mismo. Esto es un amor equivocado y letal para nuestro crecimiento espiritual. Amarme a mi mismo es saber que estoy aquí por Tu amor, que soy agradecido contigo por mi vida y a la vez ser capaz de amar a quienes me rodean. Mi vida debe ser un olvidarme de mis tontas y superfluas "necesidades" para poder ayudar a aquellos que más lo necesitan. Enséñame Señor.

martes, 9 de agosto de 2011

No vacation from Sunday Mass

Posted: 07.07.2011

When I was a young seminarian, the rector, before dismissing us for our summer break, would admonish us: Remember, guys, there’s no vacation from a vocation. This was certainly wise advice — we were after all still seminarians even when away from the structured environment of the seminary with its fixed times for prayer and daily Mass. And I think this is wise counsel to all of us Catholics even as we plan for vacations that take us away from our homes and parishes. There can be no vacation from our fundamental Christian vocation to holiness. Fidelity to weekly Mass attendance is inextricably linked to that vocation.

When I was bishop in Central Florida, I was edified by those Catholics who came to the many attractions of that area and sought out Sunday Mass even though they were far from their homes. The Basilica of the National Shrine of Mary, Queen of the Universe still welcomes thousands of such visitors each week. The priests of the Shrine provide an important service to these vacationers in making the Sacrament of Penance readily available to them and providing them the opportunity of participation in Sunday Mass. (And, when I had the occasion to celebrate Mass there, I often met many of you from South Florida at Sunday Mass.)

While there might not be a Shrine Church like Mary, Queen of the Universe at our particular vacation destination, we too must make every effort to make sure that we attend Mass on Sunday. Participation in the Sunday Eucharist is an obligation for every practicing Catholic — and vacation does not dispense us from this weekly encounter with Christ in the Holy Sacrifice of the Mass — for it is only through these sacramental encounters with the Lord that we can grow in the grace necessary to be faithful to our baptismal vocation to holiness.

Finding a place to attend Mass while far from home may often not be easy — but with the help of some advance planning, we can usually find one wherever we may go. The website www.Masstimes.org has a listing of Mass schedules in parishes throughout the United States. Also, most tourist-friendly places readily offer information as to the location of the nearest Catholic Church.

As Catholics we belong to more than just our parish — we are members of a universal Church and therefore we are never strangers when we meet with other Catholics to celebrate the great Mystery of our Faith which is the Holy Mass. Vacations are a time of rest — a time to recharge our batteries, so to speak. But as we take advantage of our vacation days to spend time with our loved ones and to rest from the everyday demands and routines of work, let us not neglect to also “rest in the Lord” on the day in which we commemorate his love for us in the Sunday Eucharist.

If we are serious about our Christian commitment, we cannot neglect to recharge our spiritual batteries in the central act of our worship, the source and summit of all Christian life: the Mass. There can never be a vacation from our vocation.

Archbishop Wenski 

Versiculo Del Dia (8/9/11)



Jesús dijo: “Yo les aseguro a ustedes que si no cambian y no se hacen como los niños, no entrarán en el Reino de los cielosAsí puesquien se haga pequeño como este niñoése es el más grande en el Reino de los cielos. Y el que reciba a un niño como éste en mi nombre, me recibe a ”. Mateo (18, 1-5. 10. 12-14)

Oración: Señor, como adultos, algunas personas creen que maravillarse como los niños, gozar las cosas pequeñas, alegrarse del momento presente, es una irresponsabilidad. Pierden la alegría de vivir y el asombrarse por las maravillas que Tu nos has dado! Hasta dejan de sonreir y gozar las pequeñeces que usualmente los divertía. El adulto tiene que aprender a ser niño otra vez. Debe aprender a vivir el momento y disfrutar lo que tiene con alegría y gratitud. Jesús, enséñame a ser niño para poder conocerte mejor.

lunes, 8 de agosto de 2011

Versiculo del dia (8/8/11)



"Teme al Señortu Dios; sírvelo; vive unido a él y jura en su nombre.El será tu gloriaél será tu Dios, pues él hizo por ti las terribles hazañas que tus ojos han visto”. Deuteronomio (10, 12-22)

Oración: Señor, hoy en día nadie te teme y "nada" es pecado. Todo es tolerable y hasta dicen algunos que el infierno no existe. Temerte no es tenerte miedo, sino respetar tus enseñanzas y seguirlas por amor a Tí. Lo que es pecado es pecado, aunque la sociedad diga lo contrario. Lo sabemos porque las personas que viven en pecado, no viven en paz ni consigo mismas ni con el mundo. Si esta sociedad te temiera, el mundo sería tanto mejor. Las personas vivirían con paz en su corazón, mucha fe en su alma y con ojos abiertos para ver todas las maravillas que haces en la vida de cada uno de ellos a diario.

El Noviazgo (parte 2)

Dice un célebre moralista: «Un novio no tiene más derecho al cuerpo de su prometida que al que tendría al de cualquier otra mujer. El acto sexual expresa por su misma naturaleza el vínculo irrevocable e indisoluble entre la pareja».(54)

Dice el Catecismo de la Iglesia Católica: 
« Los novios están llamados a vivir la castidad en la continencia. 
»En esta prueba han de ver un descubrimiento del mutuo respeto y un aprendizaje de la fidelidad. 
»Reservarán para el matrimonio las manifestaciones de ternura específicas del amor conyugal. 
»Deben ayudarse mutuamente a crecer en la castidad».(55) 
Esto se consigue con la ayuda de Jesucristo
Sin la gracia de Dios es imposible. De ahí la necesidad de una vida sacramental durante el noviazgo.

Te recomiendo que estéis siempre en sitios bien visibles. 
Nada de sitios solitarios y oscuros. 
La oscuridad y la soledad son peligrosas.
Una de las mejores defensas morales para el comportamiento de los novios son unos ojos ajenos que los estén mirando. 
El comportamiento de los novios debe ser tal que en todo momento puedan ser observados por sus padres.

«La castidad, aunque a veces es difícil y exigente, es no obstante posible en el noviazgo; pero con ciertas condiciones. 
»Quien quiera conservarla es preciso que pague su precio. 
»Los que no tengan voluntad para hacer los esfuerzos que se necesitan, para echar mano de las fuerzas sobrenaturales mediante la oración y los sacramentos, que no se extrañen de su fracaso y de sus caídas. 
»La experiencia, a Dios gracias, atestigua que muchos novios cristianos han vivido y viven un noviazgo casto».(56)

Por otra parte, si ella fue para él una «mujer fácil» no será raro que, después de casados, a él le atormenten los celos de que también lo pueda ser para otros. 
Una mujer así no ofrece garantías de fidelidad matrimonial. 
Desgraciado el hombre que se casa con una mujer lujuriosa. Tendrá dudas horribles sobre si los hijos de su mujer son de él o son de otro hombre. Conozco casos dramáticos.

Además, esas caídas en el pecado seguro que os dejan asqueados. 
Os sentiríais mucho más felices si vuestro amor os uniera con Cristo en la comunión, que no en la degradación del pecado. 
Sé de novios que tuvieron una época de pasión desenfrenada, y que cuando luego orientaron su vida por un camino de rectitud y pureza, me confesaron que este segundo modo de amar les hacía mucho más felices.

Algunos chicos les dicen a las chicas que ellos prefieren a las que ya lo han probado todo. Pero eso es un truco para lograr de ellas más fácilmente lo que quieren sacar, y luego abandonarlas con la misma facilidad, de quien tira un trapo viejo. 
¡Es lógico! 
Un chico sensato no se casa con una chica que el día de mañana puede salirle «rana». 
Si no ha respetado su pureza de soltera, ¿qué garantías tiene de que no resultará adúltera después de casada?

Una vez le oí decir a un chico que a él le interesaban dos tipos de chicas: las que sólo sirven para uso sexual, y las que son dignas de amor y matrimonio. Pero, por desgracia, las segundas escasean.

Algunas chicas quieren retener a un chico haciendo concesiones ilícitas. 
Pero cuando no hay amor, esto puede retrasar la ruptura, no la evita. 
Y si ruptura ha de llegar, es mejor que ocurra antes de la boda.

A la mujer, ordinariamente, no le interesa el sexo si no va precedido del amor y la ternura. El hombre es más impulsivo y pasional, y puede separar el sexo del amor .
Que el chico tenga momentos en que pierda la cabeza y quiera lo que no debe, es natural. Pero si ella no quieres, no pasará nada. 
Y en estas ocasiones ella es mucho más serena. 
Debes por lo tanto imponerte. 
Y no creas que por eso vas a perderle. Aunque él se enfade, la cosa será pasajera. 
Si te quiere, volverá a ti. 
Y si no vuelve, es que no te quería a ti, sino que quería usar de ti para saciar sus apetitos. 
Y quien te rebaja de esta manera, es indigno de ti. 
Ése, más vale que se vaya. 
Si te casaras con él, no serías la reina, sino la esclava. Y antes de ser esclava, más vale quedarse libre.

El quedarse soltera no tiene por qué ser una desgracia; y un matrimonio fracasado, sí lo es. Y de la peor especie. 
La mujer soltera sólo es desgraciada cuando no sabe llenar su vida con un ideal de servicio al prójimo, que la haga sentirse realizada. La que logra hacerlo puede ser más feliz que una casada.

Oye, además, lo que severamente dice Jesucristo:
Si tu ojo, tu mano o tu pie, son causa de escándalo, es decir, de pecado, arrójalos lejos de ti, porque más te vale entrar con, sólo un ojo, una mano o un pie en el cielo que con los dos ojos, las dos manos o los dos pies, ser arrojada al infierno. Aplícalo a tu caso actual de relaciones: Más vale entrar sin novio en el reino de los cielos, que con novio, ser arrojada al infierno.
Sé una novia digna, limpia y pura.
No olvides, que tu novio, es únicamente un novio, que puede no llegar a ser tu marido. Ámalo, sí con ilusión y cariño; pero sin mancharte. 
Cuanto más cristiana y delicada seas en tus relaciones, más feliz serás el día de tu boda, ¡más bella aparecerás ese día ante Dios y ante él...! No transijas. ¡Pura hasta el altar! 

Defiende con entereza tu castidad, y haz de tus amores la más bella e ilusionada historia que un día puedas ofrecerles a tus hijos, sin tener nada que ocultarles, ni nada de qué avergonzarte. 
Que tus hijas, al contarles tus amores, puedan decirte con orgullo y envidia: «¡Qué hermoso es el amor así! ¡Nosotras también queremos ser unas novias tan buenas y puras como tú...!» 
¿Tendrás valor para decirles que sean puras, si tú no lo fuiste?
Piensa en tus futuros hijos. Ellos, no es fácil que sepan cómo se desarrollaron las relaciones de sus padres, pero sí que te verán a ti, su madre, con tus defectos y virtudes. Y éstas no se improvisan. 

Si fuiste una novia intachable, serás sin duda alguna una madre ejemplar. Piensa en el consuelo inmenso que tendrás, si algún día tu hijo te dice que su mayor ilusión es encontrar una novia que sea como tú eres.

No olvides que el encanto de la mujer, le viene de ser pura, recatada cuando es joven; y de ser madre cuando es mayor.
Las dos cosas se han reunido en María. Ella, Virgen y Madre. Ella, Inmaculada.

Legiones de jóvenes, puestos sus ojos en María, han conservado íntegro el tesoro de su pureza. 
Admirable y encantador el ejemplo de Santa María Goretti, que se deja matar antes de perder la castidad. 
Y gracias a Dios las «goretis» son muchas. Recuerda a Josefina Vilaseca y otras muchas en España, menos conocidas pero no menos heroicas. 

domingo, 7 de agosto de 2011

El Noviazgo (parte 1)

Autor: P. Jorge Loring | Fuente: Para Salvarte

Defiende con entereza tu castidad, y haz de tus amores la más bella e ilusionada historia que un día puedas ofrecerles a tus hijos, sin tener nada que ocultarles, ni nada de qué avergonzarte.
El noviazgo


Los novios deben tratarse íntimamente.
Pero en este trato íntimo y con confianza no han de permitirse ciertas «confianzas» ni «intimidades».
Es más, deben ser muy discretos en permitirse ciertas 
manifestaciones amorosas, si no quieren manchar sus relaciones de pecados. No puedes permitirle a tu cariño muchas cosas que él te pide con fuerza.

Es necesario que aprendas a llevar tu noviazgo con la austeridad que exige el Evangelio.
Es muy importante que te propongas firmemente llevar tu noviazgo en gracia de Dios.
Eso será atesorar bendiciones del cielo para el matrimonio.

En cambio, si siembras de pecados el camino del matrimonio, ¿puedes esperar con confianza que Dios os bendiga después?

«En los muchísimos casos de matrimonios desgraciados, con graves problemas, he tenido la curiosidad de preguntar cómo les fue en el noviazgo. Hasta ahora ni un solo caso ha desmentido esta ley inexorable: fueron noviazgos con grandes descuidos morales y con enormes lagunas en su preparación».(49)

Que tus relaciones sean cariñosas, 
pero castas.
Que tus manifestaciones de cariño sean limpias.
Todas las condescendencias que tengáis en el noviazgo con la pasión impura, han de redundar, tarde o temprano, en perjuicio de vuestra verdadera y perdurable felicidad.

Cuando unos novios viven un amor sucio, después les amarga.
En cambio, unos novios que han luchado por vencerse y mantener unas relaciones puras, tienen una ilusión, una felicidad y un amor muchísimo mayores. La experiencia de la vida confirma esto continuamente.

«Todos los esfuerzos que hayan realizado -solos o en común- para respetar las exigencias de la castidad antes del matrimonio, les ayudarán poderosamente a respetar más tarde todas las exigencias de la castidad en el matrimonio. Se cosecha lo que se sembró. Todo esfuerzo en este punto tendrá un día su recompensa».(50)

«He visto a menudo novios que estaban muy a gusto el uno junto al otro, se abrazaban largamente y a cada instante..., y en el momento de su matrimonio estaban ya cansados.
»Nosotros nos acariciamos de vez en cuando, y muchas veces nos cogemos simplemente de la mano.
»Tal vez alguien nos crea tontos, pero yo creo que así somos más felices.
»Todo es fresco entre nosotros.
»Nada está enmohecido.
»Nuestra posibilidad de felicidad no está embotada, ni lo estará jamás...
»Estoy seguro que el respeto es el guardián de la felicidad de los esposos.
»Los hogares duran en proporción inversa a las concesiones pasionales que los precedieron.
»Cualquier cosa que se usa sin medida y sin control acaba hartando»(51)

En el noviazgo todo se ve con luz alegre y radiante, y es necesario saber que el Sol todos los días se pone tras las montañas.
La vida del matrimonio no es lo mismo que la del noviazgo, ni el noviazgo puede ser lo mismo que el matrimonio.
Por eso debes tener 
mucha cautela en tus manifestaciones de amor.
Los novios todavía no son esposos.
Muchas cosas que entre esposos son perfectamente lícitas, entre novios son un pecado o por lo menos un peligro de pecar.
Las manifestaciones de cariño deben evitar una excitación sexual.
La excitación tiende a la satisfacción completa.
Es muy difícil que los novios que no son prudentes en sus manifestaciones de amor, permanezcan en el límite de las intimidades lícitas.
Una caricia lleva a otra mayor; y es preferible renunciar a la lícita antes que arriesgarse a caer en la que es pecado.
Para que las caricias sean ciertamente inofensivas, conténtate con que sean breves, delicadas y tan sólo «de los hombros para arriba, bajando sólo por el brazo».

«Se debe amonestar lo más seriamente posible al cristiano acerca del peligro de jugar con la sexualidad».(52)
Los novios, como todos los demás solteros, pecan gravemente si con sus mutuas caricias se provocan voluntariamente un deleite carnal; o se ponen, voluntariamente y sin necesidad, en peligro próximo de provocarlo. Y en las excitaciones sexuales involuntarias, tienen obligación de resistirlas y no consentir en ellas.

«Es evidente que antes del matrimonio 
no tendrían que darse ciertas intimidades y confidencias sexuales (caricias íntimas, etc.), dado que por su misma naturaleza conducen a la relación completa».(53)
El amor es insaciable; siempre pide más.
A veces, las barreras morales le cortan el camino, pero él quiere saltar por encima de todo.
Por eso hace falta que la razón controle el amor para mantenerle en la línea de la moralidad.

Los novios todavía no están casados.
Su amor les lleva al deseo de la entrega total, pero todavía no tienen ese derecho.
Sería como dar la absolución sacramental el que todavía no ha sido ordenado de sacerdote.

(cont)